Salud: ¡Cuida tus huesos a partir de los 35 años!

Los huesos a pesar de ser fuertes necesitan cuidados especiales para que no se desgasten con el paso del tiempo, por eso debes seguir ciertas medidas de salud por el bien de ellos.

Una parte de nuestro cuerpo a la que normalmente no le prestamos la atención adecuada durante nuestra juventud son los huesos, ya que sólo los tenemos en cuenta cuando alcanzamos cierta edad y comienzan los achaques.

Unos cuidados adecuados a tiempo ayudarán a prevenir futuros problemas y a retrasar lo más posible el desgaste de los huesos. En general, debes prestarles una atención más especial si ya has cumplido los 35 años, una edad en la que comienzan a hacerse menos resistentes y más propensos a las lesiones.

Los cuidados más básicos de los huesos se basan en dos premisas fundamentales: una correcta alimentación y un adecuado ejercicio físico. Además de que se debe consumir calcio que es la principal fuente de salud para los huesos, procura consumir productos ricos en este componente para que nunca les falte.

El calcio lo encuentras fundamentalmente en la leche y en los productos derivados, pero también en otros alimentos como las verduras, las hortalizas y el pescado. Una buena fuente de calcio puede ser la raspa de las sardinas en lata. Si no toleras los lácteos, acude a tu médico para que te proporcione un suplemento alimenticio que cubra tus necesidades.

Para aquellos que no sean amantes del deporte, basta con una caminada de media hora diaria para ayudar a que los huesos se fortalezcan.

Para los que sí les guste practicar ejercicio físico, no deben olvidar los ejercicios de calentamiento antes de la actividad, ya que un esfuerzo más o menos grande sin la adecuada preparación puede causar lesiones.

Y en la época veraniega, el gran aliado de tus huesos será el sol: tomando el sol unos minutos al día, además de un buen bronceado, conseguirás que tus huesos absorban mejor el calcio que les proporcionas con la alimentación, haciéndolos así más fuertes y más resistentes a golpes o a enfermedades como la osteoporosis.

Autor: Mary Esther Campusano

Redactora de contenidos, amantes de los viajes y los felinos.

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *