Salud: ¡Aumenta tus defensas con la equinácea!

A pesar de que se coma adecuadamente muchas veces el organismo no dispone de las defensas necesarias, viéndose afectado por algunas patologías como resfriados. Aumentar las defensas puede hacerse de forma rápida y natural gracias a la equinácea.

La equinácea es una planta que también es conocida con el nombre de echinacea y que durante muchos años se ha venido empleando en medicina natural y en herboristería por las propiedades beneficiosas que presenta sobre la salud y el organismo. Entre ellas, cabe destacar una en concreto como es el fortalecimiento del sistema inmune, lo que ayuda a prevenir resfriados y catarros u otro tipo de infecciones.

Por esta característica, la equinacea es una de las planas que más ayuda a activar de forma natural las defensas del cuerpo y a proteger el organismo de agentes externos como virus, bacilos, bacterias y sustancias tóxicas.

Pero aún tiene más propiedades dentro de las que cabe destacar el hecho de ser antiséptica y anti-inflamatoria, contribuyendo a aumentar la resistencia de la piel contra el ataque de bacterias, virus y hongos. Además, al ser antiinflamatoria, es idónea para personas que sufren artritis.

Igualmente, la equinácea tiene acción cicatrizante y contribuye a la producción de los fibroplastos, que son células específicas de la piel que favorecen el proceso de cicatrización. De esta manera, protege también de los radicales libres, siendo un importante antioxidante y ayudando a retardar el envejecimiento celular.

Además, las últimas investigaciones han descubierto también que tiene principios activos como el arabinogalactano, que estimulan los macrófagos o células de defensa, que producen moléculas esenciales y potencian otras células para destruir las que son células antitumorales, si bien estos estudios todavía son un primer paso y no están totalmente cotejados.

Por estas propiedades, muchas personas la toman de manera preventiva, sobre todo, para combatir los resfriados. Además, también es muy utilizada para tratar el herpes genital o enfermedades de las encías y bucales como aftas o gingivitis, así como para heridas, quemaduras, eccema, psoriasis y herpes simple. Es también útil para combatir la halitosis.

Su ayuda en el tratamiento de otras enfermedades como el tifus, malaria, difteria e infecciones de levadura vaginales en el tracto urinario o sanguíneo ha sido también demostrada. Igualmente, es aconsejable para hacer frente a afecciones como el síndrome de fatiga crónica, dolores de cabeza, reumatismo o el trastorno del déficit de atención e hiperactividad.

Pero, pese a sus propiedades y a ser una planta, el consumo de equinácea debe hacerse de forma controlada. La dosis recomendada son 1.000 mg al día repartidos en cinco tomas hasta que los síntomas de afecciones comunes como el resfriado o dolor de garganta desaparezca.

No obstante, no es bueno consumirla de forma habitual o bien prolongada, siendo recomendable no ingerirla durante más de dos meses seguidos por su aumento de las defensas del organismo, ya que un elevado incremento puede también generar problemas de salud.

Además, puede tener algunos efectos secundarios si se toma de forma prolongada como náuseas, vómitos, dolor de cabeza, dolor de garganta, diarrea, insomnio, mareo y dolores articulares o musculares. Y, cuidado en caso de lupus, esclerosis múltiple, artritis reumatoide y tuberculosis porque podría empeorar estas enfermedades por sus efectos sobre el sistema inmunológico.

Autor: Eva Sereno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367