¿Cómo perder ese kilo de más? Coge las bambas

Cupcakes de miedo, boniatos, panellets, cocas, pasteles de calabaza (aunque cualquier gusto nos sirve), castañas… Este puente (y si no, ese jueves tan santo) no solo nos ha traído disfraces y mucho miedo. Los dulces y las comilonas en familia pueden haber hecho estragos sobre la báscula. 

Reconocemos que no era fácil salir vencedora de la guerra psicológica que empezaba estas fiestas con la comida. Muchas hemos ganado un (o unos) kilo de más que ya nos hacen rememorar nuestro cuerpo en días ante-Todos los santos. Pensaremos que es fácil perderlo, que el volver a la normalidad ya hará. Pero es justamente así como nos estancamos y no hay forma de pesar lo que antes. Por eso, ¡ponte las pilas y aprovecha ahora para volver a ponerte en forma!

¿La solución? Un par de bambas. No más secretos ni dietas milagro. Ejercicio es todo lo que necesitamos para estar a tono de nuevo así como seguir unos hábitos alimentarios saludables como los que ha adquirido Nuria Velasco en su reto Entulínea. Atentas a nuestros consejos.

Sabemos que para muchas lo más duro es empezar. Por eso, prueba con lo siguientes consejos que facilitan Entulínea:

  • Elige un deporte que te guste. No hay nada peor que ir a correr si en realidad te aburre. Por eso, fíjate bien en los diferentes deportes que hay (tienes una buena variedad) y apuesta por el que te parezca más divertido. Hacer ejercicia en tu día a día es factible: prescinde del ascensor y sube las escaleras.
  • Busca un compañero. En cierto modo, el deporte es como una ruptura: pasa mejor en buena compañía. Por eso, sea más exigente o menos, cualquier ejercicio será más llevadero si cuentas con alguien conocido a tu lado (¡aunque sea para compartir cansancio!)
  • Poco a poco. Si no practicas habitualmente deporte, no te exijas mucho los primeros días. Evita compararte con gente que lleve más tiempo y conoce tus capacidades. ¿Que crees que aguantas poco? No te desilusiones, ¡en pocos días verás cómo tu resistencia augmenta a pasos agigantados!

Sólo disfrutando conseguirás convertir la actividad física en un hábito y, de este modo, eliminarás (no te quepa ninguna duda) lo que hayas ganado estas fiestas. ¿Lo mejor? El deporte y los buenos hábitos alimentarios proporciona a nuestro cuerpo lo que no consiguen las dietas: juventud, bienestar y salud.

Imágenes: Entulínea.

Autor: Carola Mayol

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *