Reglas de nutrición para un desayuno 10

El desayuno es el momento del día más amado o más odiado por algunos. Hay quien abre antes la boca que los ojos, y otros que deben esperarse un buen rato antes de tomar nada. Los nutricionistas siempre destacan esta hora del día como una de las más importantes y esenciales si se quiere mantener un buen nivel de energía y un control regulado de insulina y glucosa en sangre, para evitar así la necesidad de picotear entre horas o llegar con demasiada hambre a la comida. Si eres de las que tienen tiempo para poder dedicarte a elaborarlo, te dejamos algunas reglas de nutrición dadas por expertos para escoger bien los productos que harán de tu desayuno, y de ti, un auténtico campeón. Toma nota:

A. Comienza el día tomando carbohidratos, proteínas, grasas saludables y lácteos.

Si quieres empezar el día con energía los carbohidratos están más que permitidos. Si pueden ser integrales o de asimilación lenta, como los cereales, mejor. Consumir carbohidratos es esencial en una dieta equilibrada y debería formar parte del 50 o 60 % de nuestras Kcal. Las grasas ‘saludables’ son otro indispensable. Hablamos de las que se encuentran en el aceite de oliva o los productos como el aguacate o el aceite de coco – entre otros-. Y finalmente las proteínas como las carnes o embutidos tipo: salmón, atún, jamón serrano, pavo y huevos- sobre todo, es la más pura-, nos ayudarán a mantener el hambre a raya. Si a demás quieres tomar lácteos como el queso o la leche – preferiblemente de almendras, avena o coco-, el valor nutricional que le añadiremos a nuestra dieta nada más levantarnos aumenta por completo.

desayuno_10

B. La fruta en el desayuno

Otra de las recomendaciones es integrar la fruta en el desayuno. Ya sea a través de zumos o en piezas enteras- te saciarán muchísimo más- la fruta a la hora de desayunar está permitida y recomendada. Si se quiere tomar de manera bebida los nutricionistas recomiendas un máximo de tres piezas, por el aporte de azúcar que nos pueden añadir.

C. Gana en energía por más tiempo

Es fundamental que el nivel de energía que ingiramos a través de los carbohidratos sea a mediante cereales y muesli en su esencia, por su calidad en asimilación lenta y la capacidad que esto tiene de saciarnos durante más rato a lo largo de la mañana – liberando la energía poco a poco-. Los frutos secos son una buena alternativa – grasas saludables omega 3- y si no se tiene tiempo de desayunar, podemos llevarnos en bolsitas herméticas un puñado de almendras, nueces, etc, y combinarlo con fruta y lácteo.

desayuno_gourmet

D. Alimentos saciantes que conviene conocer

Los alimentos más saciantes por los que debes apostar serian: la Avena – como cereal más completo- o el pan integral – realizado con harina 100% de trigo o de grano entero mejor-. En cuestión de frutas escoger la naranja, manzana o plátanos y, finalmente, para las proteínas nada mejor que el huevo y los embutidos magros.

Ya sabes las reglas, ahora tú le pones la creatividad. Anímate a levantarte con tiempo y verás que tu cuerpo te lo agradece.

Imágenes: astook.com, vogue.es

 

 

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *