Reduce el colesterol después de las Navidades, ¡te damos las claves!

Después de las Navidades cada año solemos recibir un regalo inesperado: unos quilitos de más. Los españoles engordamos un promedio de 3 kilos durante las fiestas que acabamos de pasar, aunque este no es único punto negativo. El colesterol puede aparecer por sorpresa con ellos.

Los excesos en las comidas, la disminución de nuestra actividad física y, en resumen, el abandono de la rutina que tenemos establecida a diario tiene sus consecuencias, ¿o creías que la buena vida no pasaría factura? Según el cardiólogo Antonio Hernández, el aumento de los riesgos que sufre nuestro corazón aumenta también debido a las grandes cantidades de grasa y colesterol que abundan en los platos que comimos estos días.

Por este motivo después de las vacaciones navideñas los expertos recomiendan reducir cuanto antes los niveles de colesterol. Es mejor actuar de forma rápida y efectiva para después no tener que lamentarnos, ¿pero cómo hacerlo?

La mejor manera de reducir el colesterol se consigue a través de una vuelta a la dieta mediterránea y una pauta de alimentación cardiosaludable. Para saber cuales son los productos estrella en esta lucha a continuación te citamos algunos de los que serán a partir de ahora nuestros aliados.

– El aceite de oliva, contiene principalmente ácidos grasos monoinsaturados, un tipo de grasa cardiosaludable que ayuda a disminuir el colesterol. Así pues, deja de lado el aceite de girasol.

– La vitamina C presente en cítricos, fresas, kiwi, melón, tomate, pimiento, col y coliflor es fundamental si queremos combatir el colesterol, además nos beneficiaremos de sus propiedades antioxidantes.

– Las leches fermentadas reductoras de colesterol contienen esteroles vegetales que ayudan a nuestro corazón. Más de 60 estudios científicos han demostrado que los esteroles vegetales son fundamentales para inhibir la absorción intestinal del colesterol y, por tanto, ayudando a eliminar su exceso en nuestro cuerpo.

Las nueces son ideales para combatir y reducir el colesterol. Imagen de sxc

– Las nueces son ricas en fibras, vitaminas, minerales, antioxidantes y ayudan a prevenir numerosas enfermedades.

– El pescado azul como el atún, bonito, boquerón, caballa, jurel, palometa, salmón, o la sardina contienen un tipo de grasa cardiosaludable, los tan conocidos ácidos grasos omega 3. Estos son los responsables de bajar los niveles de colesterol en nuestra sangre.

A todo esto debemos añadir que, a parte de controlar lo que comemos, es básico mantenerse activo. Practicar una actividad moderada como caminar unos 30 o 40 minutos diarios, subir y bajar escaleras o practicar algún deporte ya sea en el gimnasio o en el aire libre son puntos sumaremos a favor de nuestro corazón.

Autor: Laura Casals

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *