Receta de croissants rellenos de chocolate

 

Croissants rellenos de chocolate: ¿Cómo hacerlos desde casa?

 

Los croissants son uno de esos dulces polifacéticos que apetecen casi en cualquier momento.

Pues son perfectos para desayunar, merendar, tomar de postre o picar entre horas.

 

Aunque son dulces, existen muchas variantes.

Además, pueden tomarse solos, con chocolate, rellenos, e incluso están deliciosos combinados con salado.

 

Aunque estos bollos de mantequilla tuvieron su origen en Austria en el siglo XVII, son famosos prácticamente en todo el mundo, y especialmente populares en Europa.

De hecho, en otros países reciben diferentes nombres, como medialuna o cuernitos.

 

Hacerlos de forma casera es más fácil de lo que parece y puede resultar realmente divertido.

Desde Levanova, te ofrecemos una sencilla receta para que te animes a elaborarlos con los más pequeños de la casa.

 

 

Ingredientes:

Para la masa:

  • 500 g de harina de fuerza
  • 25 g de levadura fresca Levanova
  • 50 g de azúcar de grano fino
  • 10 g de sal
  • 125 ml de leche
  • 125 ml de agua tibia
  • 1 huevo
  • 250gr de mantequilla (para realizar los pliegues)

Para el relleno:

  • Una tableta de chocolate o cacao para untar

Para el dorado:

  • 1 yema de huevo
  • 2 cucharadas soperas de leche
  • 1 cucharada sopera de azúcar

 

Elaboración. 

Paso 1. 

El primer paso es echar la harina en un bol y añadir la levadura fresca desmenuzándola poco a poco con las manos.

Mezclamos e incorporamos el azúcar y la sal.

Volvemos a mezclar y le sumamos el huevo, el agua y la leche.

 

Vamos moviendo poco a poco, primero con una paleta de madera y, seguidamente, con nuestras propias manos.

Si te gusta pringarte, ¡esta parte te encantará!

 

Insistimos trabajando la masa durante unos cinco minutos, hasta que apreciemos que se separa del bol y no se queda demasiado pegada en nuestras manos.

 

 

Paso 2.  

A partir de ese momento, podemos pasar a trabajarla sobre una encimera enharinada otros cinco-diez minutos, hasta que observemos una textura homogénea.

 

Entonces, la dejamos reposar al menos durante aproximadamente una hora dentro de un bol también enharinado, tapada con un trapo de cocina.

 

Si te resulta más interesante, puedes dejar estos pasos elaborados el día anterior.

Pues dentro del frigorífico la masa puede reposar durante toda la noche.

 

Paso 3.

Finalizado el proceso de reposo o primera fermentación, será el momento de extender la masa para comenzar a darle forma a nuestros croissants.

Para ello, volvemos a enharinar la encimera y, con ayuda de un rodillo, estiramos la masa.

 

Una vez hecho esto, será el momento de añadir la mantequilla.

 

En primer lugar, habiéndola sacado previamente de la nevera para que se ablande, la pondremos entre dos papeles de hornear y la extenderemos todo lo que nos sea posible de nuevo con la ayuda de un rodillo.

En segundo lugar, retiraremos el papel de la mantequilla para colocarla sobre la masa.

 

Hecho esto, en tercer lugar, plegaremos la masa al centro y lo mismo desde el otro lado llevándola de nuevo al centro.

Dejando la masa con tres capas, volvemos a estirar para volver a formar un rectángulo, y repetimos el mismo plegado, para otra vez volver a estirar y realizar un tercer plegado.

 

Además, entre los diferentes procesos en los que hacemos los pliegues podemos meter la masa en frío para que no empiece a fermentar demasiado rápido.

Eso sí, protegida con film para evitar que se seque la parte externa de la masa.

 

 


 

 

 

Paso 4.

Después de los tres plegados volvemos a estirar la masa unos 4 o 5mm de espesor y procedemos a cortar triángulos.

A continuación, colocamos en medio de cada triangulo unas onzas del chocolate que hayamos seleccionado, o una cucharadita del cacao de untar.

 

Seguidamente, enrollamos cada triángulo por separado, de la base hacia la punta.

Y, después, con la punta hacia abajo, los dejamos reposar en una bandeja hasta doblar su volumen.

 

 

Paso 5. 

Antes de hornearlos, para que adquieran ese acabado brillante tan apetecible, será el momento de pintarlos con una yema de huevo batida mezclada con un pelín de leche y azúcar.

En último lugar, habiendo precalentado el horno a 220ºC, bajamos la temperatura a 185ºC y horneamos durante 15-17 minutos.

 

Una vez que nuestros croissants salgan del horno y enfríen estarán listos para degustar.

 

 

Sin ninguna duda, se trata de una receta que merece enormemente la pena elaborar, pues está deliciosa y sorprenderá a cualquiera.

 

 

 

 

Imágenes: Pixabay, Pinterest 

 

Autor: Andrea Pascual

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367