¿Qué son los probióticos y qué beneficios tienen para tu salud?

La OMS (Organización Mundial de la Salud), define a los probióticos como microorganismos vivos que, suministrados en cantidades adecuadas, promueven diferentes beneficios en nuestro organismo.

¿Dónde se encuentran los probióticos?

Se trata de microbios que no se ven a simple vista, bacterias o levaduras, si se ingieren por vía oral en alimentos como yogures o quesos o en preparaciones farmacéuticas y que producen efectos beneficiosos en nuestra salud.
Son la clave para una buena salud intestinal. Lo difícil es obtenerlos de un solo alimento, por eso a veces hay que ingerirlos en forma de suplementos o alimentos ricos en estas bacterias. Además de ello, es importante mantener una alimentación sana rica en fibras, ya que favorecen el funcionamiento del intestino.

 

Principales beneficios de los probióticos para la salud

  • Mejora la digestión y previene enfermedades intestinales: Síndrome de intestino irritable, colitis, inflamación intestinal o enfermedad de Crohn.
  • Aumenta la función inmunitaria: Influyen en la producción de anticuerpos. Ayudan a prevenir infecciones peligrosas y benefician a las personas con alergias. Una razón podría ser porque alteran la permeabilidad de la pared intestinal y ayudan a evitar que los compuestos inflamatorios ingresan al torrente sanguíneo.
  • Previene infecciones urinarias: La mayor parte de estas infecciones de la vejiga y vagina se producen por microorganismos que proceden del intestino. Diversas investigaciones han afirmado que, tanto la administración vaginal como oral de lactobacilos, puede ayudar a restablecer la flora vaginal y aumentar la protección contra especies patógenas.
  • Combaten la obesidad y la diabetes: Contribuyen a mejorar el metabolismo de la glucosa y de las grasas.

 

 

 

Alimentos probióticos

  • Kéfir: Es un producto fermentado con levaduras y bacterias semejante al yogur.
  • Yogur natural: Es la principal fuente y más fácil de conseguir en el mercado.
  • Leche fermentada: Son productos que contienen lactobacillus agregados por la industria.
  • Kombucha: Bebida fermentada cuyo principal componente es el té negro.
  • Productos orientales a base de soja: Legumbres y hortalizas como el miso, natto o kimchi. Las encontrarás en tiendas especializadas.
  • Suplementos: Pueden ser consumidos en forma de suplementos en cápsulas, líquidos o sobres que deben ser diluidos en agua o en zumos.

Generalmente los alimentos probióticos y los suplementos son seguros y tienden a ser bien tolerados por la mayoría de las personas que los consumen.
Recomendamos consultar con tu médico de confianza o especialista ante cualquier duda sobre tu dieta o si sientes algún malestar.

Imágenes: Pinterest, Pequerecetas

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *