Que no te envenene el despecho

Los actos cometidos bajo el nombre de
despecho son venganzas y la venganza sólo se da en el odio. El odio
no es una parte del amor, ni siquiera si la relación ha terminado.

Cuando una persona se siente despechada
no son sus sentimientos los que se sienten heridos, es su orgullo y
la manera de protegerlo puede ser incluso peor para la persona que la
propia ofensa recibida. La ofuscación de la mente que provoca la
rabia del abandono por parte de la pareja o engaño puede hacer que
la persona afectada ni siquiera sea consciente de los actos que se
cometen en contra de uno mismo
y que pueden tener graves
consecuencias para el resto de la vida.

El dolor de los sentimientos abate,
vence a la persona por un tiempo, le hace plantearse preguntas sobre
ella misma, la pareja y la relación, obliga a la reflexión sobre
las circunstancias y los motivos de haber llegado a ese estado e
intenta recuperarse para su propio bien. El amor no es algo que tenga
un final, simplemente se transforma y de él queda el respeto que
siempre hubo
, o debió haber, por la otra persona.

El orgullo herido grita y ataca,
planea, no reflexiona, no siente amor y no se da cuenta de que quizá
nunca lo sintió
, pues si hubiera sido así no podría dejar de
sentirlo en un momento por muy grande que fuera el desengaño.

El despecho provoca la obsesión por la
ex pareja
, atando involuntariamente a quien lo siente a la relación
ya finalizada en lugar de permitirle seguir su camino para olvidar un
tiempo que se ha terminado y ser feliz.

Además de esta consecuencia grave para
los sentimientos de quien odia, las repercusiones psicológicas
pueden llegar a ser preocupantes, pues la fijación enfermiza en una
idea o persona puede estar provocada por un desequilibrio en la
personalidad o llegar a provocarlo convirtiéndola en alguien
realmente peligrosa para sí misma
y para la sociedad, con lo que
incluso necesitaría medicarse.

Si no se controlan los pensamientos de
venganza que provocan el despecho, lo más probable es que se vuelvan
en contra de quien lo siente
. Ante esta demostración de odio quizá
lo más adecuado sería plantearse si la separación no ha sido
precisamente debido a la facilidad con que la persona dejada puede
tener este sentimiento.

Enfadarse no es lo mismo que odiar, el
odio es un sentimiento que requiere una energía mucho mayor.

Imagen de portada: Natalia Rivera

Autor: Elena Estepa Estrella

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367