¿Qué es la hipohidrosis?

La hipohidrosis es, básicamente, un trastorno que hace que una persona sude menos de lo normal, lo que puede traer complicaciones, sobre todo, durante el verano.

Conozcamos más datos sobre qué es la hipohidrosis y qué consecuencias puede tener.

Se trata de una forma menos grave de anhidrosis -cuando directamente no se transpira- y hace que el cuerpo no logre refrescarse como debiería. Vale recordar que la sudoración ayuda al cuerpo a enfriarse y a mantenerse en buenas condiciones, más allá de la temperatura ambiental.

Entre los síntomas más destacables de la hipohidrosis encontramos que la piel se vuelve muy seca, pudiendo presentarse también un enrojecimiento en ella, incapacidad para tolerar el calor, dificultad para realizar ejercicio físico y para respirar, sensación de aturdimiento y calambres musculares.

 

 

Esta condición se da por una disfunción de las glándulas sudoríparas. En condiciones normales, cuando la temperatura corporal aumenta, el sistema autónomo estimula estas glándulas para que liberen humedad sobre la piel y es la evaporación del sudor la que refresca la piel.

También puede suceder que la hipohidrosis sea uno de los síntomas de una condición inmune o neurológica. Y, en otros casos, se diagnostica hipohidrosis idiopática, que es cuando se manifiesta sin una causa detectable y/o conocida.

Las causas más comunes pueden ser afecciones y lesiones de la piel, deshidración, consumo de ciertos medicamentos -entre los que se incluyen los antipsicóticos, drogas anticolinérgicas o bloqueadores de los canales de calcio- o algún trastorno subyacente que afecte al sistema nervioso central como la Atrofia multisistémica, la esclerosis múltiple, la enfermedad de Parkinson o la demencia con cuerpos de Lewy.

Los trastornos que afectan al sistema nervioso periférico también pueden causar hipohidrosis, como la deficiencia de vitamina B, la gota, el Síndrome de Ross o el Síndrome de Harlequin -implica sudar más en un lado del cuerpo que el otro-.

 

 

Lo cierto es que las personas que padecen esta condición tienen un alto riesgo de sufrir un golpe de calor, lo que puede ser grave y potencialmente fatal. Entre los síntomas del golpe de calor se puede mencionar la sensación intensa de sed intensa, dolor de cabeza, mareos y confusión, respiración rápida o pulso rápido, fiebre, náuseas y pérdida de apetito o calambres en los brazos, piernas y estómago.

Cuando se padece hipohidrosis es recomendable tomar duchas frías, sobre todo durante el verano o cuando se viva en una zona de clima cálido. El tratamiento de la hipohidrosis dependerá de su causa subyacente. Si la causa se debe a otra afección médica, la hipohidrosis puede mejorar una vez que comience el tratamiento para esa afección.

Consejos generales para ayudar a vivir mejor cuando se sufra esta condición

  • Evitar los medicamentos que pueden agravarla, tales como anticolinérgicos y opiáceos.
  • Limitar las actividades que aumentan la temperatura corporal central.
  • Realizar actividad física bajo supervisión y en un ambiente fresco y bien ventilado.

Ante cualquier duda, acude a tu médico de confianza o especialista.

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *