¿Qué es la foliculitis y cómo la prevenimos?

La foliculitis es una inflamación de los folículos pilosos que ocurre cuando el pelo no puede romper la epidermis y no sale al exterior.

El vello queda enquistado en la piel y sigue creciendo, produciendo la infección cutánea. Las zonas más propensas son la barba, la espalda y el pecho en los hombres. A las mujeres, nos suele suceder en las piernas y el pubis.

 

Causas de la foliculitis

  • Las personas con piel grasa son las  más propensas a experimentar casos de foliculitis, aunque existen otras causas y factores externos que favorecen la aparición de folículos infectados o pelos enquistados.
  • Los hombres pueden sufrirlo por el traumatismo provocado por el afeitado.
  • La ropa ajustada no deja ventilar bien la zona, por lo que obstruye el folículo piloso provocando una infección alrededor de la salida del vello en las zonas más sensibles.
  • La falta de higiene, si no limpiamos y desinfectamos la zona donde están los folículos, éstos aparecerán con más facilidad.
  • Existe una bacteria específica –Staphylococcus aureus-, que genera infecciones en los folículos pilosos.

 

 

¿Se puede prevenir la foliculitis?

Se pueden tomar algunas recomendaciones para evitar sufrir este molesto y antiestético problema de la piel.

  • Realizar una buena exfoliación: Lo mejor es hacerlo unos días antes de depilarte. El objetivo es limpiar los poros, eliminar la piel muerta y evitar que quede algún pelo dentro del folículo.
  • Espaciar el afeitado: En el caso de los hombres, espaciar el afeitado para que la piel se recupere, hacerlo de manera suave para evitar lesiones y disminuir el roce de la navaja con la piel.
  • Aplica agua fría: Es muy recomendable aplicar agua fría en la zona para ayudar a cerrar los poros tras depilarte.
  • Ropa cómoda: Se recomienda utilizar ropa suave y de algodón. Lo fundamental es que no apriete en exceso, porque la fricción puede favorecer la foliculitis.
  • Hidratar la piel: Para evitar enrojecimiento o infecciones, debes hidratar la piel con Aloe Vera o algún aceite natural.
  • Cuchilla de afeitar limpia: Las hojas de afeitar tienen que estar nuevas o limpias para evitar infecciones en los folículos pilosos. Si utilizas cuchilla para depilarte, las hojas deben estar en buenas condiciones y renovarlas en cuanto se desgasten.

Recuerda no intentar acabar con los granitos tú misma, porque puedes generar más infección.

Si el problema no se soluciona, puedes acudir al dermatólogo para que te indique el tratamiento adecuado.

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *