¿Qué diferencia a un psicólogo de un psiquiatra, neurólogo o terapeuta alternativo?

¿Psicólogo, psiquiatra, neurólogo o terapeuta? Son muchas personas las que al encontrar que sufren algún desequilibrio en el sistema nervioso acuden a diferentes especialistas en busca de respuestas. Pero lamentablemente, la medicina occidental todavía no ha encontrado la fórmula mágica que ‘sane’ estos desequilibrios des del origen. Aunque como todos sabéis, sí existe una fórmula inmediata: los ansiolíticos. Hoy por hoy, son miles de personas que toman fármacos para aliviar estas dolencias, aún sabiendo que no son tratamientos recomendables a largo plazo y evadiendo los verdaderos desencadenantes.

¿Qué está pasando? Sabemos que el cerebro es el ‘gran desconocido’ por el ser humano, y a estas alturas existen enfermedades del sistema nervioso que se desarrollan por causas desconocidas por la ciencia. Por ejemplo, la esclerosis múltiple o la fibromialgia son algunas de ellas. La ciencia parece no tener respuestas cuando los campos no son empíricos ni medibles. Y cuando no encontramos respuestas podemos afirmar que existe un vacío de conocimiento en la medicina occidental.

neuro

 

Lo mejor, es que ante el vacío de conocimiento empecemos a dudar de todo, ya que la realidad no tiene por qué ser siempre aquello tangible o perceptible para el humano. La realidad es relativa, además de subjetiva. Pero lejos de ponernos filosóficos, es importante que cuando una persona detecta cierto malestar, acuda al especialista adecuado. Pues creemos que existe gran desinformación sobre a dónde acudir, precisamente porque no se tienen claras qué funciones tiene cada uno de ellos.

La neurología es la especialidad médica que trata los trastornos del sistema nervioso. Se encarga de todas las enfermedades que involucran el sistema nervioso central, el periférico y el autónomo. Las dolencias más comunes son: cefaleas, epilepsia, demencias,  enfermedades cerebrovasculares…En definitiva, un neurólogo trata las enfermedades ya manifiestas en tu cerebro y que afectan a tu sistema nervioso. Como decíamos antes, la medicina occidental trata de curar lo que ya has desarrollado, y las causas pueden ser ‘desconocidas’ en algunos casos.

neurologia

La psiquiatría es la rama de la medicina encargada de tratar los trastornos mentales con el objetivo de rehabilitar a las personas y facilitarles la adaptación al medio social, laboral y en definitiva, a las condiciones de su existencia.  La psiquiatría ha tenido tantos seguidores como detractores al largo de los años, y más ahora con el ritmo que llevamos. Para muchos lo que hace la psiquiatría es ‘etiquetar’ los desequilibrios, ponerles un nombre de ‘enfermedad mental’ y recetar pastillas químicas para aliviar el sufrimiento mental  y físico asociado. Y si bien es verdad que puede ‘aliviar’ el sufrimiento y ayudar a la rehabilitación en determinados casos, también lo es que puede ser el desencadenante de un letargo que ignora el verdadero origen del malestar. 

middle aged male therapist consulting female patient in office

La psicología o los psicólogos por su parte, es una disciplina científica que trata la conducta y los procesos mentales de las personas. Su campo de estudio abarca todos los aspectos de la experiencia humana. La psicología, a diferencia de la psiquiatría explora el cerebro del paciente a partir de la interacción con el mismo a través de varias sesiones. El pensamiento, la personalidad, las relaciones personales, etc, son algunos de los puntos que el especialista necesita conocer para analizarlos e ir interactuando con el paciente para ir resolviéndolos. La interacción entre el médico  – paciente es muy importante, pues a través de ella que se resuelven problemas o liberan emociones.

Probablemente si ninguno de los especialistas anteriores ha funcionado, significará que estás –  sin saberlo – ante un caso de desequilibrio energético o emocional que solo puede ser tratado por la medicina holística, ya que es la única capaz de contemplar el cuerpo como un ente energético, emocional y mental, no solo biológico como en Occidente. En este caso, recomendamos la medicina china y la medicina india con terapias tan efectivas como la acupuntura, el shiatsu, el masaje ayurvédico, la reflexología o el reiki entre otras.

Imágenes: Pinterest

 

 

Autor: Alba Gatell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *