¿Qué alimentos perjudican tu hígado?

Es muy importante mantener el hígado sano, ya que es el órgano de nuestro cuerpo que se encarga de filtrar los alimentos y la bebida que ingerimos. Su principal función es desintoxicante, absorbe los nutrientes beneficiosos y descarta lo que no sirve.

El mantenerlo sano, nos ayuda a tener un organismo libre de toxinas y un cuerpo con mayor energía. Existen un grupo de alimentos poco saludables que podrían provocarnos enfermedades hepáticas como: cirrosis, hepatitis, hígado graso y cáncer, si los consumimos en exceso, dañan su funcionamiento.

Alimentos que dañan el hígado

  • Carnes rojas: Consumir con mucha frecuencia este alimento, puede traer problemas a futuro, y que tu hígado le cueste procesar las proteínas. Además, tiene niveles elevados de grasas, esa acumulación de ácidos grasos y triglicéridos en tu hígado va a traer otros problemas para tu salud.
  • Comida rápida: Tiene gran cantidad de sodio, y calorías por lo que su consumo genera acumulación de grasa, y contribuye al daño hepático.

  • Azúcar: El consumo excesivo puede producirnos enfermedades hepáticas como la fibrosis. Dentro de este grupo se encuentran los refrescos, los dulces, jarabe de maíz, los postres y la bollería.

  • Sal: Un gran consumo aumenta la presión arterial, y aumenta el riesgo de padecer hígado graso.
  • Alimentos grasos y los fritos: Mantequilla, piel de pollo, mayonesa, crema doble, todos los alimentos fritos, contienen muchas calorías y aumentan los niveles de triglicéridos, que dañan directamente al hígado.

  • Bebidas alcohólicas: Al beber en exceso, interrumpimos las funciones del hígado y se ocasiona un desequilibrio químico destruyendo las células hepáticas. Con el tiempo puede presentarse hígado graso, hepatitis o cirrosis.
  • Tabaco: No sólo los pulmones se pueden ver perjudicados sino también el hígado, debido a las sustancias químicas presentes en los cigarros, que pueden causar daños irreversibles en las células del órgano.

Recomendaciones

  • Consumir los alimentos y bebidas nombrados anteriormente con moderación.
  • Mantener una dieta equilibrada, con alimentos sanos y rica en nutrientes.
  • Practicar ejercicio e hidratarnos.
  • Disminuir la ingesta de alcohol.
  • Reducir al mínimo o evitar los cigarrillos.
  • Si sigues estos consejos puedes mantener tu hígado sano, respetando la importante labor de ese órgano en nuestro cuerpo.

Imágenes: Informe 21, Salud180, Directo al paladar, Club Susazón.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *