Psicología: Pautas para relativizar los problemas

Saber relativizar los problemas no es fácil y para aprender a hacerlo, la psicología pone a nuestro alcance las herramientas necesarias. A veces le damos importancia a cosas que, en realidad, no la tienen tanto. O puede que sí se trate de un asunto grave pero, el caso es que la perspectiva de un problema puede cambiar de forma radical si intentamos relativizarlo. Y hacerlo, nos puede ayudar a tomar distancia y poder ver las cosas en su conjunto para decidir la justa importancia que merece lo que nos preocupa. Hoy queremos explicarte un poco más este término.

obejtivo bienestar

La mente, dependiendo de la actitud de cada uno, podrá amplificar o mitigar su propia respuesta frente a un problema. Así, lo que tanto puede afectar a unas personas puede dejar a otras absolutamente indiferentes.

Para la psicóloga clínica Jenny Moix, profesora de la Universidad Autónoma de Barcelona: “Las cosas no vienen con la importancia incorporada, somos nosotros los que le damos o no importancia”. Pero esto no significa que tengamos que ignorar la realidad o que no le demos importancia al asunto, sino que depende más de la actitud que tomemos frente a las situaciones que nos preocupan.

De esta forma, y según matiza Moix, normalmente el peso de las preocupaciones está muy ligado a los miedos, miedo a que pasen cosas, muchas veces improbables. Por lo tanto, relativizar no se trata de una forma de negar la realidad, sino de no dejarnos atemorizar y quedarnos paralizados por el miedo.pensamiento

Nosotras podemos ser capaces de encarar cualquier situación importante con el ánimo y entendimiento claro de la situación. Para ello, debemos ganar confianza en nosotras mismas e intentar poner en práctica las siguientes pautas:

  • Pensar con serenidad: Cuando nos dominan nuestras emociones no podemos pensar con claridad, por lo tanto, es necesario apaciguar la emoción para luego buscar con calma las soluciones.
  • Informarse en profundidad: A veces no conocemos los hechos que nos preocupan con profundidad, por ello, resulta muy importante atrevernos a indagar e informarnos de forma más exhaustiva por aquello que nos preocupa para comprender mejor el foco de nuestro problema.
  • Ejercitar el sentido del humor: El humor es una potente herramienta para relativizar. Para Jenny Moix se trata de una capacidad que tenemos que entrenar, pues es el ejercicio ideal para distanciarse y tomar perspectiva.

¿Qué te han parecido estos consejos?

Imágenes: Pinterest, ObjetivoBienestar, Google Imágenes

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *