Por qué deberías empezar a valorar más tu salud mental

Muchas veces nos planteamos situaciones de la vida que tienen que ver con el trabajo, con la pareja, con los amigos, con el día a día, con las cosas materiales, con los planes a largo plazo…

Y dentro de esas situaciones, existen momentos buenos y malos que pueden significar -o no-, algo en nuestras vidas.

En ocasiones, son cada una de las decisiones que tomamos desde que sale el sol las que pueden marcar nuestro camino. Pero para poder llevar a cabo todos esos planes, sean tangibles o no, debemos tener algo completamente ejercitado y sano: nuestra mente. Si perdemos el norte o nuestra salud mental se debilita, nada de esto podrá ser posible. Estas son las razones por las que la salud mental debe estar en el número uno de la lista de prioridades.

 

 

  • Porque sin ella, el resto no tiene sentido. Si no nos sentimos fuertes mentalmente para encarar según qué situaciones, será muy difícil que tengamos ánimo, ganas y energía para luchar por lo que queremos. El resto de cosas que nos rodean carecerán de sentido alguno si no somos conscientes de lo que podemos perder si no mantenemos bien nuestra mente.
  • Porque nos ayudará a ser fuertes y felices. La felicidad está en nuestro interior, y debemos perseguirla a pesar de las situaciones malas que vivamos. Esto es salud mental. Aunque las circunstancias no nos acompañen, mantener siempre el ánimo y el entusiasmo son algo crucial para que la felicidad esté presente.
  • Porque es fundamental para saber elegir lo que nos viene bien y lo que no. Tener como prioridad la salud de nuestra mente y de paso de nuestro alma hará que escojamos desde el trabajo que queremos desempeñar -y dejar a un lado ese tipo de ocupaciones que nos amargarán la vida-, hasta las personas con las que nos relacionamos en el día a día. Elegir con quién pasamos nuestros días será tan bueno como saber a qué nos queremos dedicar o a qué queremos dedicar nuestro tiempo.

Imágenes: Pinterest 

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *