¿Cómo se interpreta la pirámide de alimentación saludable?

La pirámide de alimentación saludable tiene una forma triangular que indica la frecuencia con la que deberíamos consumir los diferentes tipos de alimentos. En este post os vamos a dar las claves para descifrarla.

Para empezar, los que se sitúan en la base son los que deben tener más peso en nuestra alimentación habitual, y en cambio, hay que reducir el consumo de los que vamos viendo a medida que se va subiendo hacia el vértice del triángulo.

Así pues, podemos observar que hay alimentos de consumo diario: los que contienen harina como la pasta, el arroz, la patata y los legumbres, de los que se puede comer entre 4 y 6 raciones; las frutas frescas, entre 3 y 5 raciones, las hortalizas y verduras, 2 raciones, el aceite de oliva, entre 3 y 6 raciones, y los lácteos como la leche, el yogur y el queso, entre 2 y 3 raciones al día.

Los alimentos de consumo semanal son la carne magra, el pescado y los huevos, con un máximo de entre 3 y 4 raciones, las legumbres, entre 2 y 4 raciones, y  los frutos secos, entre 3 y  7 raciones.

allimentos

En la punta de la pirámide podemos ver los alimentos de consumo ocasional, que aunque para muchas de nosotras son los más apetecibles, son los que debemos consumir en menos cantidad. Esto es por su alto contenido en azúcar, sal y grasas saturadas, y nos referimos a las bebidas azucaradas, zumos, embutidos, carnes grasas, patatas chips, bollería, chucherías, etc.

Y ya por último, solo nos queda daros unos últimos consejos sobre el reparto de las comidas más adecuado. Lo ideal es  hacer tres comidas principales, que son el desayuno, la comida y la cena, y dos complementarias, una a media mañana y una a media tarde, que sería la merienda.

Imágenes: static.ellahoy.esecoviand.com 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *