Piel: consejos y tratamientos para que luzca siempre joven y sana

 

¡Cómo lucir una piel joven y sana todos los días!

 

La piel es el órgano que podemos identificar a simple vista en nuestro cuerpo, y refleja al 100% la salud de nuestro organismo. Si luce tersa, firme, brillante, sana y limpia, nos encontraremos así en nuestro interior.

En caso de que se vea seca, con impurezas o acné, son claras señales de deshidratación, desequilibrios hormonales y altos grados de toxicidad.

 

Para tener una piel sana y joven, además de las rutinas básicas de limpieza e hidratación que ayudan a mejorar la apariencia del rostro, es fundamental tener una buena alimentación.

Tengamos en cuenta que los problemas emocionales y el estrés hacen que la piel luzca hasta 5 años mayor, además del consumo de sustancias como el tabaco y el alcohol.

 

 

Consejos para mantener la piel siempre tersa y sana

Dieta balanceada

Debes incluir todos los nutrientes: frutas, verduras, pescados, legumbres, cereales y granos.

Debes incrementar la vitamina A de origen natural. Son gran fuente de esta vitamina las: zanahorias, calabazas, espinacas, vegetales de hojas, verdes y alimentos como el huevo, la leche, y los pescados. La falta de vitamina A  produce resecamiento en la piel.

 

 

La vitamina C nos ayuda a estimular la producción del colágeno, y es imprescindible que la agregues en la dieta.  Debes consumir cítricos: naranjas, pomelos, kiwi…

 

Hidratarse correctamente

Es imprescindible que tomes dos litros de agua al día para estar sano. Beneficia a todo tu organismo y además mejora el aspecto  luciendo fresca y tersa.

Hidrata y humecta las células, le aporta más elasticidad y también es un modo de desintoxicar y limpiar tu organismo.

Puedes beber zumos naturales de frutas o verduras o  infusiones de hierbas, para no aburrirte de tomar sólo agua.

 

Evitar el tabaco y el alcohol

El tabaco tiene muchas sustancias nocivas que no solamente perjudican el aspecto de tu piel, sino todo el organismo.

El alcohol reduce los niveles de oxígeno en la sangre y afecta la producción de colágeno, como consecuencia la piel pierde firmeza y elasticidad.

 

Descansa

Es importante dormir las horas necesaria,  entre 7 u 8 horas. Depende de tu edad, trabajo y la actividad física que practiques.

 

Ejercicio

La práctica regular de actividad física es muy buena para la salud en general, y por supuesto para la piel.

Practicarlo de dos a tres veces por semana, te hará sentir mucho mejor, eliminarás toxinas de tu cuerpo, y bajarás los niveles de estrés.

 

Cuida la limpieza e hidratación de la piel

Reduce el maquillaje, ten en cuenta que una piel sana no necesito tapar impurezas. En el caso de hacerlo, utiliza productos de cosmética que sean lo más naturales posibles, libre de parabenos y sulfitos.

Recuerda quitarte el maquillaje en la noche, y cumple con la rutina de limpieza, además de hidratar y nutrir la piel a diario.

 

 

 

 

Con todos estos consejos tu organismo se va a encontrar sano, y tu piel joven y hermosa.

 

 

 

 

 

 

 

Imágenes: guddi.com, soymoda.net, soluciones-caseras.com 

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *