Párpados inflamados: ¿cómo tratarlos?

 

Consejos para conseguir qué los párpados se desinflamen. 

 

Los párpados inflamados y las ojeras aparecen por varias razones, como por ejemplo:

rasgos faciales hereditarios, alergia, estrés, fatiga ocular, y características individuales de la piel.

 

El párpado es la capa de piel que cubre el ojo y su función es proteger el mismo.

Además, funcionan como barrera para evitar lesiones y distribuir la lágrima por toda la superficie ocular a través del mecanismo del parpadeo.

 

 

Causas de los párpados inflamados. 

Cuando algún aspecto les afecta suelen aparecer inflamados y las causas más comunes son:

  • Problemas del lagrimal
  • Orzuelos
  • Chalazión
  • Tumores
  • Irritación e inflamación por otros motivos
  • Párpados inflamados a causa de la edad

 

La edad trae como consecuencia ojeras o bolsas en los párpados inferiores o el exceso de piel en los párpados superiores.

Es habitual encontrarnos con que la piel de los párpados no es tan tersa como solía ser y se cae.

Las bolsas aparecen por acumulación de grasa bajo los ojos.

 

Aparecen ojeras que dan un aspecto de cansancio de mayor envejecimiento.

 

 

 

 

 

 

Párpados inflamados por alergia.

Pueden aparecer, en la conjuntivitis alérgica, sensaciones de picor, quemazón o  incapacidad de ver bien.

Es muy importante acudir al especialista para que evalúe la lesión, y ajuste el tratamiento la misma.

Es importante que no usemos remedios sin haber consultado, los ojos son muy delicados y no podemos automedicarnos.

 

 

Remedios temporales para reducir la inflamación de párpados

  • Beber abundante líquido para prevenir la deshidratación
  • Aplicar compresas heladas cuando los párpados están inflamados
  • Utilizar rodajas de pepino o bolsas de té fría sobre los ojos cerrados
  • Reducir la ingesta de sal en la dieta para evitar retención de líquidos
  • Comer alimentos ricos en potasios como los plátanos
  • Descansar las horas suficientes
  • Si trabajas muchas horas frente a un ordenador parpadear varias veces, y tomar descansos
  • Rociarse agua fría en el rostro y los ojos

 

 

 

 

 

 

Recomendaciones.

La vitamina A ayuda a la retina funcionar correctamente y a proteger el ojo de la degeneración macular asociada a la edad.

La encontramos en alimentos de origen animal como: leche, huevos, hígado, pero también en vegetales que contienen carotenoides.

La podemos encontrar en frutas y vegetales de color naranja, verde, o amarillo, como: zanahorias, boniatos, espinacas, mango, grandes fuentes de vitamina A.

 

Ante cualquier duda o molestia no dudes en consultar a tu especialista.

 

 

 

 

Imágenes: Pixabay 

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *