¿Es posible amar a dos personas a la vez?

Amar a dos personas a la vez es posible. De hecho, lo hacemos con nuestra familia y nuestras amistades.

¿Qué pasa con las parejas? En cuanto a las relaciones sentimentales, el valor moral y la sociedad entran en juego y se presenta lo que conocemos como monogamia. Un requisito indispensable para que una relación sea satisfactoria y duradera según los estándares morales de nuestra sociedad.

Amar a dos personas es considerado una infidelidad o traición moralmente hablando.

 

 

¿Es posible amar a dos personas al mismo tiempo?

Según especialistas en relaciones, se puede creer que se está enamorada de dos personas y vivir las dos relaciones con mucha intensidad. Lo que sentimos es una gran atracción y resulta muy difícil saber de quién de ellas se está enamorada.

El problema ocurre cuando una persona mantiene una relación estable y se enamora de otra. Puede confundir sus sentimientos al creer que está realmente amando a las dos personas. 

Sin embargo, la sensación de estar enamorado, la felicidad y la pasión, corresponde a la primera fase del enamoramiento qué se siente al iniciar una relación nueva.

 

Aquí se vuelven a sentir las sensaciones del enamoramiento, la pasión y la atracción por la novedad. Estos sentimientos actúan como complemento a la relación tranquila y estable que ya está viviendo con otra persona.

Amar a dos personas es posible, el problema radica en la práctica. Las normas sociales no contemplan la posibilidad que una persona pueda compartir su vida libremente con dos personas.

Existe mucha presión social en esas relaciones. Por lo tanto, es aconsejable que la persona escoja o decida compartir libremente su amor, siempre y cuando las personas involucradas estén de acuerdo y compartan la decisión. 

Lo importante es ser honestos con nosotros mismos.

¿Se trata de una atracción física o nos estamos enamorando? Lo importante es aclarar lo que sentimos para evitar lastimar a nadie y vivir nuestro amor libremente y en tranquilidad. 

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *