Ceder, o el secreto de una relación de pareja

La vida es una constante negociación. En la familia hacemos cosas por los demás, que necesitan, y que también nos convienen, en los trabajos negociamos con los compañeros cubrirles un día para ganar otros… Y esto también sucede en la pareja. Debemos quitarnos de nuestra mente esa percepción de que la negociación es algo malo, que es egoísta, convenida e interesada. La negociación es necesaria para sobrevivir y en pareja es conveniente saber cómo negociar todo lo que nos rodea para llegar al secreto de una relación de pareja: ceder.

 

 

Con esto no queremos decir que haya que decir siempre sí a todo lo que nos plantee el otro, ni que haya que dejar a un lado nuestra voluntad o nuestros deseos. No es nada de eso, realmente nos referimos a que hay que ceder de vez en cuando, hay que dar el brazo a torcer, y si la otra persona que conforma nuestra pareja también lo hace, entonces estaremos más cerca de la felicidad, porque la balanza se mantendrá y llegaremos a aquello tan ansiado que se llama equilibrio. La estabilidad emocional no es ninguna tontería, y si verdaderamente se busca es porque es algo que realmente se quiere.

Cuando en una pareja somos conscientes de que siempre hacemos nuestra voluntad y no dejamos desarrollarse al otro, llegamos a la conclusión de que es algo negativo. Por eso, hay que saber dejar que la persona a la que amamos también decida, y nos referimos a las cosas más banales de la vida, que son las que realmente van haciendo mella, cuando no dejamos que el otro escoja, o somos nosotros los perjudicados. Hay que ceder y permitir que el otro ceda, porque de esa manera se establecerán nuevas reglas en vuestra relación, sabiendo que no siempre se gana pero que definitivamente tampoco siempre se pierde.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *