¿Cómo debo alimentarme para mantener el bronceado?

Para mantener el bronceado que logras en verano es importante incorporar a tu dieta alimentos ricos en betacarotenos, lo cual ayudará a estimular tu propia melanina, que es el pigmento de nuestra piel que permite protegernos de los rayos ultravioleta.

Alimentos recomendados

Los alimentos ricos en betacarotenos son los adecuados para alimentar la melanina, que es el pigmento que se encuentra en la piel, cabello y ojos. Para activarlo, se deben añadir en nuestra dieta alimentos como zanahorias, albaricoques, sandías o fresas, que son antioxidantes que se depositan en las células adiposas y favorecen que los melanocitos funcionen.

 

 

  • Zanahorias: Son ricas en provitamina A y consumirlas beneficia al aspecto de nuestra piel, logrando verse con un bronceado natural y muy saludable.
  • Cítricos: Por su alta concentración de vitamina C, favorece la síntesis de colágeno, brinda resistencia y flexibilidad a la piel que se degrada durante la exposición solar. Kiwis, pomelos, naranjas, limones y papayas son los más indicados.
  • Vitamina E: Tiene propiedades antioxidantes y cicatrizantes esenciales para proteger la piel de la larga exposición al sol. Se encuentra en la soja, el aguacate, germen de trigo y en el aceite de oliva.
  • Ácidos grasos Omega 3: Ayudan a cuidar la piel evitando su deshidratación y protegiéndola de las agresiones del sol. Los alimentos con mayor concentración son los pescados azules, sardinas, salmón y atún. Las nueces, la soja y el germen de trigo también son una fuente importante de Omega 3.
  • Vitamina B6: Se encuentra en la leche, en la levadura de cerveza y en ciertos vegetales. Esta vitamina evita la oxidación acelerada producida por la generación de radicales libres. Deberás consumir los alimentos en crudo o poco procesados, ya que con la cocción se pierde concentración.
  • Agua: La hidratación es fundamental para obtener el bronceado y evitar que la piel se arrugue. Para mantener nuestra piel bronceada, necesitamos hidratarnos correctamente a diario.

Una correcta alimentación no será suficiente para proteger nuestra piel del sol. Es imprescindible evitar la exposición solar entre las 12 y las 17 horas y aplicar protección solar en todo nuestro cuerpo.

Si tienes en cuenta todos estos cuidados, lograrás un bronceado perfecto y mucho más duradero. Tu piel lucirá bonita y saludable.

Imágenes: Pinterest

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *