La OMS declara cancerígena la carne procesada

¿Coméis carne procesada? Pues, quizá sea buen momento de reducir su ingesta, ya que el consumo regular de carnes procesadas, como salchichas o embutidos, aumentaría el riesgo de sufrir cáncer de colon y de recto, según un pronunciamiento reciente de la Organización Mundial de la Salud, basado en un estudio en el que participaron 22 investigadores de diez países distintos.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés) ha clasificado a la carne procesada como “cancerígena para los humanos basado en evidencia suficiente que consumir estos alimentos causa cáncer del colon y el recto“.

De este modo, la carne procesada se ubica en el Grupo 1 de sustancias cancerígenas, junto al tabaco, el alcohol, el arsénico y el amianto. La carne roja, por su parte, ahora también se incluyó como “probablemente cancerígena”, de acuerdo a la “evidencia limitada” que existe sobre este tipo de productos.

En ambos casos, se las relaciona principalmente con un riesgo mayor de cáncer colonrectal, aunque también estarían asociadas a la posibilidad de desarrollar tumor en el páncreas y la próstata en los hombres, según se publicó en ‘The Lancet Oncology’.

Una vez más, se confirman las recomendaciones generales de que hay que reducir el consumo de carne, como bien destacó el director de la Agencia, Christopher Wild.

cena

De este modo, la OMS advierte sobre el abuso actual en el consumo de carne roja que está muy por encima de los 500 gramos recomendados por semana. Y se enfatiza que, según la evidencia científica, cada 50 gramos de carne procesada ingerida por día el riesgo de sufrir cáncer colonrectal se incrementaría en un 18 por ciento.

Desde la entidad se destacaron los valores nutricionales de las carnes, pero se pidió a “los gobiernos y a las agencias internacionales reguladoras que hagan análisis de riesgo para balancear los riesgos y beneficios de la carne roja y la carne procesada para así dar los mejores consejos nutricionales”.

Según datos de la OMS, unas 34.000 muertes por cáncer al año pueden atribuirse a dietas que son altas en carnes procesadas. Esa es una pequeña fracción de las 8,2 millones de muertes que causó en 2012 el cáncer, según los últimos datos de la OMS.

Si bien los estudios que relacionaban la carne procesada con efectos cancerígenos llevan años en circulación, se trataría de la primera vez que la OMS se alinea con los investigadores especialistas en estudios del cáncer y lo afirma abiertamente.

Por carne procesada se entiende a “la que se ha transformado a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado u otros procesos para mejorar su sabor o su conservación“. La mayoría de este tipo de alimentos contiene carne de cerdo o de res, pero también pueden incluir otras carnes rojas, aves o subproductos cárnicos como la sangre, y algunos ejemplos son las salchichas, el jamón, la carne en conserva, la cecina, la carne en lata, o las preparaciones y salsas a base de carne.

Imágenes: oriente20.com, micomidaartesanal.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *