Misión Vitaldona: más vitalidad, más energía

Aprendemos a moderar y minimizar los efectos no deseados debido a alteraciones hormonales. Seguimos nuestra misión con Vitaldona.

Ya lo anunciábamos en el artículo anterior. Uno de los efectos más evidentes que hemos notado tras más de 15 días de prueba de Vitaldona ha sido el aumento de vitalidad y la disminución de la sensación de cansancio.

La responsable de ello es la Vitamina E, uno de los componentes de este complemento nutricional que actúa contra la oxidación y contribuye a reducir el cansancio y la fatiga, además del Eleuterococo, que es una planta con propiedades antiestres y que ayuda a mejorar, a su vez, nuestra capacidad mental e física.

Aunque en un primer momento puede que sea casualidad, con el paso de los días, esta sensación de bienestar se ha hecho más latente. Si en los “días del mes” como los solemos llamar de forma cariñosa, nos sentíamos abatidas, ahora los afrontamos con más vitalidad.

Por primera vez, durante meses, nos hemos vuelto a calzar las deportivas y ¡hemos salido a correr! Antes era impensable sobre todo cuando el ovario guerrero nos daba la lata. Parece, que por fin, hemos dado con la forma de tener nuestras hormonas bajo control.

Nos sentimos más vitales que nunca, y como decíamos en un artículo anterior, más vivas. De hecho, hasta el jueves pasado nos decidimos a volver andando a casa y eso que nos costó 45 minutos. No nos lo podíamos ni creer, pero la verdad es que no supuso ningún sacrifico, el paseo fue de lo más agradable, sobre todo con el buen tiempo.

Autor: Redaccion Nosotras

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *