Mermelada sin azúcar y sus propiedades

La mermelada fresca sin azúcar añadido es un alimento muy saludable y además puede ser disfrutada por gente con problemas de diabetes.

Al estar asociada a las frutas, es un producto muy sano y natural.

Las más recomendables son las elaboradas de forma artesanal, porque las del supermercado y grandes almacenes, contienen entre sus compuestos cantidades de conservantes, aditivos, y azúcares añadidos.

 

Las mermeladas caseras, realizadas sin azúcar, cuyas principales materias primas son las frutas, aportan numerosos beneficios a nuestro organismo.

Tienen gran contenido energético dependiendo de la fruta y son un complemento de glucosa de absorción rápidas.

Además de ser ricas en: fibras, vitaminas, y minerales.

Se pueden hacer casi de cualquier alimento.

Desde hortalizas: mermelada de pimiento de tomate, a toda la variedad de frutos, frutos rojos, cerezas, naranja, ciruela, etc. 

 

 

 

 

Beneficios de la mermelada para nuestro organismo

Los beneficios provienen de los aportes nutricionales de las frutas que usamos para hacer la mermelada.

Estos son un gran aporte de vitaminas y minerales.

En el caso de los más pequeños o personas con gran actividad física es perfecta para los desayunos, por la gran cantidad de energía extra que nos brinda.

 

Protege la visión y el corazón.

los antioxidantes de los frutos rojos ayudan a reducir los efectos inflamatorios de la diabetes tipo 2.

Los compuestos fenólicos (antioxidantes naturales), actúan en las células grasas, las células de los vasos sanguíneos y las del sistema inmunológico.

Un estudio elaborado por investigadores en el Reino Unido demuestra que consumir fruta entera puede ayudar a prevenir el riesgo de desarrollar diabetes mellitus en un 25%.

Principalmente los arándanos, que son ricos en polifenoles y antocianinas que mejoran la absorción de la glucosa.

 

Las fresas, cerezas, moras, grosellas, ciruelas, son excelentes fuentes de vitamina C, E y B.

Contienen poca azúcar y su absorción es rápida.

 

 

 

Las personas que tienen diabetes pueden consumirlas, pero deben tener en cuenta cuál es el mejor momento para tomarlas.

 

Estas frutas son las recomendables para preparar las mermeladas, ya que son bajas en calorías y ayudan a controlar el peso.

Además, contienen mucha fibra y son diuréticas.

 

 

Puedes preparar las mermeladas caseras tú mismo, sin azúcar con todos los elementos naturales y las frutas de estación a tu elección.

Existen muchas recetas en Internet para que puedas hacerlas y son muy fáciles.

¡Manos a la obra! Sentirás los beneficios en tu organismo. 

 

 

Imágenes: Pixabay

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *