Me enamoré este verano… ¿qué hago?

Ha terminado el verano, deshaces las maletas y preparas tu mochila para el bachillerato o repasas los correos electrónicos en tu despacho. Aún estás bronceada y hasta puede que tu piel te parezca salada. Miras el ordenador o la pizarra plagada de fórmulas y se te cruzan el mar, la arena y esos ojos… No le has dicho no a las experiencias, las has vivido plenamente, en particular ese encuentro, te has entregado a esa atracción, a su magnetismo; pero parece que has olvidado no hacer planes para el futuro. En Madrid suspiras por esos ojos que hoy se pasean por Bilbao.

Cuando sales de vacaciones estás distendida, vas en busca de desconexión y diversión, y hasta lo logras. Vives 20 días en los que nada te resulta estresante, no hay obligaciones, todo se presenta como agradable, hasta la comida sabe diferente. Mejor.

Viajas dispuesta a tener aventuras, con el firme convencimiento de que no implicarán compromiso alguno.
Tu ánimo está dispuesto a la diversión y te sientes más atrevida; más comunicativa.

No se te cruza la ilusión de una relación estable o duradera; adoras tu libertad y tus posibilidades de autodeterminación. De hecho, es muy probable que te sientas atraída por más de una persona. Las playas, la gente, la montaña, las pieles doradas, la libido esperanzadamente pronta propiciando esa indescriptible sensación.

En verano todo está ahí listo para fluir, para despertar el interés de los unos por las otras. Pero puede que tu planificación se haya dado de narices contra esos ojos.

Al principio todo era como estaba previsto: sobre la arena, las pieles húmedas, tu seguridad y tu ingenio iban haciendo lo propio. Nada de temas serios o trascendentes; no eran necesarios.

Pasan las horas, los espacios cambian: del mar a la calle, de la calle al pub, del día a la noche, de la voz al susurro, de la distancia al acercamiento. Es tanta la intensidad que comienzas a intuír una huella más allá del aquí y el ahora, esto ya se está diferenciando de la idea de un romance de verano (que es atrayente, en especial cuando le tienes miedo al compromiso, a una pareja estable).

La fugacidad de 20 días y la distancia hasta Bilbao casi eran certeza de comienzo y final. Pero si todo se te fue de las manos la lágrima que acompañó el último abrazo en la plataforma de la estación sonó a desilusión y te habrás preguntado por qué la sentías.

Para llevar en la maleta:

  • Salir de vacaciones es abrirse a lo inesperado; no obstante es bueno partir con conciencia de que se pueden vivir grandes romances, eternos romances de una noche de duración.
  • A veces estar precavido no es suficiente por la arrolladora fuerza que cobran los vínculos en una situación tan ideal como las vacaciones.
  • Las emociones se potencian.
  • Es tan gratificante el amor sin compromiso ni obligaciones que se corre el peligro de idealizarlo más aún de lo que naturalmente se idealizan las parejas en su comienzo.
  • No siempre se toma en cuenta que la situación distorsiona la realidad y que, si bien alguna vez esa relación puede prosperar, lo usual es que no ocurra y por lo tanto puedes sufrir más la confusión que la pérdida (que en realidad no es tal pues no has perdido un amor sino un bellísimo momento).
  • Es bueno poner un poco de claridad en el equipaje; tener más claras las metas a fin de atenuar golpes posteriores.
  • Riesgos al margen, ten en cuenta que aunque fugaces, las vacaciones de verano no son iguales sin un amor de verano.

Ver más…

7 Trucos para seducir con la mirada… ¡Caerán rendidos a tus pies!

La numerología del amor… ¿Qué tipo de relación de pareja tienes?

¿Necesitas desconectar del estrés laboral? Consejos de un quiromasajista profesional

Autor: Mariana Fiksler

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367