Manzanas para depurar después de las fiestas

Las manzanas son una de las frutas consideradas más saludables, y desde antaño. Sea roja, verde o de cualquier otro tipo, es una alternativa que siempre debe estar presente en la dieta: hidrata, nutre y contribuye a mejorar funciones básicas de nuestro organismo. «Comed una manzana al día, y mantened alejado al médico», dice el refrán. Os invitamos en este artículo a repasar algunos de sus beneficios más destacados.

En principio, las manzanas son ideales para depurar el organismo: si en estas fiestas, os sobrepasáis con las comidas, recordad que una de las dietas depurativas más conocidas es la de incluir manzanas, en todo momento, de tres a cinco días. Aunque quizá no sea necesario hagáis esta dieta restrictiva, sí será inteligente y saludable incluir de una a dos piezas de esta fruta en tu dieta diaria para ayudar al organismo a desintoxicarse.

En este sentido, también hay que resaltar que, gracias a su aporte de fibra, en especial de pectina, la manzana es ideal para combatir el estreñimiento y mejorar la función intestinal. Recordad que la pectina está presente en mayor medida en la cáscara o piel, y también tiene la particularidad de ayudar en caso de diarreas.

apple

Para las manzanas también son aliadas del corazón y de la salud cardiovascular: según el British Medical Journal, algo tan simple como consumir una manzana al día y caminar, al menos, veinte minutos cada día ayudará a prevenir problemas cardiovasculares y a mantener, en consecuencia, el corazón más sano. Además, la pectina y polifenoles presentes en la piel de las manzanas ayudan a regular el metabolismo del colesterol y a reducir las moléculas inflamatorias vinculadas con mayor riesgo cardíaco.

Otro de los beneficios de las manzanas es que son excelentes a la hora de querer perder peso: si tenéis varios kilos de más, esta fruta, baja en calorías y rica en agua y fibra, te aportará nutrientes en combinación con sensación de saciedad, por lo que no sentiréis hambre por un buen tiempo. Si lleváis un a dieta saludable y realizáis un poco de ejercicio, la manzana será el complemento ideal para lograr tus objetivos.

El ingerir una manzana verde en el desayuno os ayudará a regular la glucosa en sangre, al tiempo que aportará 5 gramos de fibra dietética y vitaminas A, C y biolementos que activarán el organismo. Así que ya sabéis, por estos y por muchos otros beneficios no olvidéis las manzanas en tu alimentación diaria: una fruta versátil que puede consumirse cruda, sola, en ensalada, en postres o como parte de otros platos ya más elaborados.

Imágenes:  mirrorspectrum.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *