Maneras de cuidar tu salud digestiva

Para estar bien por fuera, primero tenemos que sentirnos bien y cuidarnos en condiciones por dentro.

Es imposible que todo vaya como deseamos si nuestra salud no está estable. En este caso, nos centramos en la salud digestiva, muy importante para que todo fluya en nuestro cuerpo.

Estas son las mejores maneras de cuidarnos por dentro.

 

 

  • Fibra. No hay opción: es fundamental para hacer la digestión y que tu cuerpo esté en perfectas condiciones. Si te cuesta ir al baño y sueles sufrir de estreñimiento, incorpora la fibra en tu dieta. Puede ser a base de yogures, en ensaladas… Es bastante fiable a la hora de establecer una buena salud digestiva.
  • Alimentos cocinados de manera suave. Huye de los aceites refinados, de las grasas… Y cocina lo que vayas a comer de la manera más suave posible. Pescados al vapor, carnes a la plancha, pasta sin demasiados artificios, huevos sin mucho aceite… Cuanto mejor cocines lo que vas a comer, de una manera más sana y equilibrada.
  • Pocos fritos. Las patatas están buenísimas, y el resto de fritos que existen en el mundo, pero el estómago va a sufrir y mucho. Es mejor que lo dejes para ocasiones especiales.
  • Dieta sana y equilibrada, sin excesos. Aunque de vez en cuando te des un capricho, haz que sea algo que esté separado en el tiempo, que no se repita demasiadas veces a lo largo de la semana.
  • Hábitos. Prioriza tu salud por encima de todo y cambia tus hábitos. Concéntrate en ir al baño cada día a la misma hora, al menos para intentar que tu hábito sea el mismo, porque será bueno para tu digestión. Intenta también que los horarios de tus comidas sean lo más regulares posibles cada día. Es una buena manera de mantener la salud de tu estómago y de tu cuerpo.

Imágenes: Pinterest

Autor: Marta Marciel

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *