Los tentempiés más sanos ¡Pica entre horas!

Por mucho que queramos evitarlo, es imposible: el picoteo entre horas es una tarea pendiente para la mayoría de las mujeres. Por más que lo intentamos, nos vemos obligadas a pisar la cocina en busca de alimentos, muchas veces poco saludables, que sacien nuestra hambre. Por eso, a continuación te descubrimos algunos trucos para hacer del picoteo una práctica más sana y con menos calorías. ¡Atenta!

Para evitar el picoteo continuo, una de las claves es hacer comidas que nos sacien y consigan mantenerse por más tiempo en el estómago. Para ello, hay algunas cosas que puedes tener en cuenta.

Alimentación baja en sal

Para empezar, es importante que elimines de tu dieta todos aquellos alimentos con una cantidad excesiva de sal, como embutidos, ahumados o quesos curados. Este condimento estimula las papilas gustativas de la lengua, lo que provoca en nuestro organismo la sensación de apetito.

Platos calientes

Más que nunca ahora que estamos en invierno, podemos y debemos optar por los platos calientes de toda la vida. Está comprobado que sacian más y consiguen que nos sintamos llenas por más tiempo. Además, las sopas y los caldos contienen pocas calorías. Es la opción más acertada para esta época del año.

¿Qué alimentos me sacian más?

Arroz integral: al igual que todos los productos ricos en fibra, el arroz integral es una buena opción para complementar tus platos, ya que te saciará rápido y su sensación se mantendrá más tiempo. Es importante que al comprarlo te fijes en la etiqueta: para que sea integral ha de contar un 3% de fibra como mínimo.

Huevos: una potente fuente de aminoácidos que logran calmar la sensación de apetito y mantienen el estómagos satisfecho unas horas más.

Yogur y queso fresco: cuando las proteínas que lo forman se desintegran en nuestro estómago, envían al cerebro rápidamente un mensaje de saciedad. Es una buena alternativa para conseguir sentirnos llenas antes.

¿Cuáles son los mejore picoteos?

A continuación te damos una lista de alimentos bajos en calorías que puedes tomar entre horas y, que además, están buenísimos.

Frutas deshidratadas: son el complemento perfecto para aportarnos vitaminas y minerales. Puedes elegir entre una amplia variedad: plátano, orejones, piña, ciruelas… la clave está en preparar pequeños montoncitos de unos 25 gramos para no pasarnos.

Frutos secos: los nutricionistas lo vienen insistiendo con frecuencias. Las almendras, avellanas y nueces consiguen saciarnos y llenarnos de energía. Con un puñadito es más que suficiente.

Membrillo: para las más caprichosas, este pequeño tentempié es un regalo para el paladar. Una ración de 30 gramos son sólo 68 calorías. Acompáñalo con un poco de queso fresco para saciarte más.

Aceitunas verdes: además de llenarte enseguida, las aceitunas son una auténtica fuente antioxidante, ya que contienen vitamina E. En lugar de picar por picar con el bote abierto, coge 6 y guarda el bote.

Imagen: enforma.salud180.com.

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *