Los remedios homeopáticos para las quemaduras solares

Entre los diferentes remedios homeopáticos que hay en el mercado, en esta ocasión hacemos referencia a las quemaduras solares. Son un problema habitual durante la temporada de sol y playa, y hoy Nosotras os traemos unos remedios para aliviar las molestas quemaduras por el sol. La homeopatía está cogiendo cada vez más peso como alternativa natural a los tratamientos medicionales y químicos, y también presenta remedios y métodos de prevención de las quemaduras solares debido a la exposición prolongada al sol. 

La quemadura solar se presenta cuando se es hipersensible a la luz solar, incluso después de una breve exposición, en especial durante los primeros días de sol, sufriendo una erupción cutánea, urticaria y por lo tanto, normalmente, también se caracteriza por la comezón, pero también puede conducir a fiebre y edema de piel.

quemaduras_solaresDependiendo de la condición del eritema que presente la persona afectada, habrá que utilizar unos remedios homeopáticos u otros. Frente a síntomas específicos, las reglas de la homeopatía indican cuáles serán los remedios que deben ingerirse: Apis mellifica (o con miel), diluido al 15 CH, 5 gránulos cada media hora hasta mejorar los síntomas, se utiliza habitualmente para las quemaduras solares que se caracterizan por ronchas y comezón. En el caso de las vesículas y pápulas o la prevención, se pueden tomar de 5 gránulos (mañana y tarde) de Muriaticum acidum (es decir, ácido clorhídrico) en días antes de la exposición al sol o sólo tres en las primeras etapas de bronceado, una dilución de 9 CH.

quemaduras_solaresNo obstante, lo esencial para evitar las quemaduras solares es una buena prevención. Podéis combinar los métodos de prevención homeopáticos con la aplicación de crema solar en la piel, cosa indispensable para evitar graves problemas dermatológicos que pueden derivar en cáncer.

Imágenes: modern woman magazine, forever young clinic, chatelaine

Autor: Net

Comparte esta noticia en

1 Comentario

  1. El melanoma no se los va a quitar ni Hahnemann. ¡Qué inconciencia, qué irresponsabilidad recetar remedios que no sirven sin tener estudios médicos!

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *