Los mitos de la operación bikini

Aunque estamos en la mitad del verano, muchas son las que empiezan ahora sus vacaciones y desean lucir un cuerpo estupendo en la playa. No obstante debemos tener mucho cuidado con las medidas que tomamos para perder los kilos que nos sobran. La operación bikini está llena de mitos. Conocerlos nos ayudará a evitar malas prácticas.

Cuidar de nuestro cuerpo no puede ser sólo una práctica del verano, debe ser un hábito de 365 días. Sin embargo, es en esta época cuando vamos más ligeras de ropa y nos preocupamos por adelgazar. Esto está bien y siempre puede ser un buen comienzo, pero debemos tener en cuenta que los kilos ganados durante todo el año no pueden perderse en tan sólo unos días.

Si estás pensando en cuidarte para conseguir que el bikini te siente de maravilla, ten presente que lo primero es la salud. Existen ciertos mitos que debemos evitar para no dañar nuestro cuerpo. Apunta cuáles son.

Las cremas no son milagrosas. Existe una gran variedad de productos que nos prometen que al utilizarlos conseguiremos los resultados soñados. No hay que creerse todo lo que sale en los anuncios. Las cremas nos ayudarán a conseguir mejoras, pero siempre deben ir acompañadas de una dieta equilibrada y ejercicio físico.

Dieta sí, pero con cabeza. A la hora de perder peso, una buena alimentación es fundamental. Aunque por la red y las publicaciones circulan las dietas que las famosas siguen para perder peso, eso no nos asegura que vayamos a conseguir los mismos resultados. Lo mejor es ponernos en manos de un especialista que nos haga un plan ajustado a nuestras necesidades.

¡Ojo con las dietas milagro! No nos cansamos de repetirlo. Cada año surge una nueva que nos asegura que esta vez en 15 días conseguiremos nuestro peso ideal. Al final lo que acaba pasando es que perdemos nutrientes a base de alimentarnos únicamente de ensaladas. El efecto yo-yo es el verdadero resultado de estas dietas.

No basta con abdominales. Para reducir barriga lo primero que hay que hacer es quemar las grasas acumuladas. Esto se consigue con ejercicio aeróbico, como correr o nadar. Los abdominales vienen luego para tonificar el vientre.

No excederse con el ejercicio. Una hora de deporte al día es suficiente para nuestro cuerpo. Hacer ejercicio físico en exceso puede afectar a nuestra salud y más ahora en verano. Debemos evitar las horas de más calor y entrenarnos cuando las temperaturas no sean tan elevadas.

Cuidar de nuestro cuerpo no debe ser una carrera contrareloj. Ahora nos entran las prisas y estamos más concienciadas de la necesidad de adquirir buenas prácticas. Nunca es tarde para dar el primer paso, pero intentemos que no sea el único y mimemos nuestra salud todo el año.

Autor: Sofia Paez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *