Los beneficios de la risa sobre la salud

Algo tan simple como reír puede ayudar para mantener una buena salud.

Se sabe que puede ayudar a bajar el nivel de estrés, la hipertensión e, incluso, algunas investigaciones apuntan a un beneficio sobre el sistema inmune en general.

Veamos, entonces, algunos de los beneficios de la risa sobre la salud.

Una de las mejores formas de liberar tensiones y de aliviar el estrés es reír, pero hacerlo en serio.

La risa acelera ligeramente el pulso, la respiración, nivela la presión arterial y reduce las hormonas del estrés, especialmente el cortisol.

Esto ocurre porque el movimiento diafragmático que provoca la risa hace que los pulmones movilicen el doble de aire, lo que tiene repercusiones positivas en todo el cuerpo, incluso en el corazón. Por ello, la risa protege también la salud cardiovascular al reducir el riesgo coronario.

El estrés es un factor de riesgo cardiovascular que afecta al sistema plaquetario, incrementa la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la necesidad de oxígeno.

El hecho de reír, con frecuencia, es totalmente desestresante, así que es una buena forma de contrarrestar estos efectos negativos.

 

 

 

Otro beneficio es que la risa ayuda a tonificar los músculos faciales. Según la Universidad de Chicago Medical Center, para reír se usan entre 4 y 22 músculos faciales, con una media de 12, seis pares de músculos directamente involucrados en la sonrisa.

Todo ello lleva a una ejercitación interesante del rostro para mantenerlo activo e irrigado.

Lo cierto es que el saber reír de lo que nos acontece, incluso de situaciones de crisis, puede ayudar a sobrellevarlas. Así también, el reírse de uno mismo puede ser de ayuda para la salud mental, aminorando el sentimiento de culpa y aprendiendo a ser más tolerantes y compasivos con nosotros mismos.

En el ámbito sanitario

El humor también se ha buscado como una vía de escape para el personal sanitario, que en ocasiones pueden llegar a sufrir estrés o ansiedad.

Según un estudio de la Universidad de Manitoba (Canadá), el humor se puede usar para afrontar o distanciarse de situaciones complicadas y para conectar con otros compañeros -la risa compartida favorece un sentido de comunidad-.

Este estudio también concluyó que el buen sentido del humor puede ayudar a reducir la tensión cuando las cosas no van tan bien como se espera, y que sirve para conectar con pacientes y hacerles sentir que son tratados de manera más personalizada.

Si bien algunas personas pueden considerar que la risa es trivial y poco profesional en un hospital, este estudio demostró lo contrario. Combinado con las cualidades científicas y la compasión, el humor ofrece una dimensión humana en el cuidado de la salud de gran valor.

¡Viva la risa y el buen humor!

Imágenes: Pinterest

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *