Los 10 mandamientos de la seducción

La seducción es un juego que nos permite encontrar el camino al corazón y/o la cama de todo aquel ser humano que nos quita el sueño, pero para jugar a ganar debes conocer los mandamientos que te facilitarán las cosas.

¿Hasta dónde debes llegar?, ¿Cuáles son los límites en la primera cita?, ¿Cómo debo comportarme en la cama?, ¿se molesta si tomo la iniciativa?, ¿debo mantener el look ‘portada de revista’ las 24 horas?

Estas y otras preguntas asaltan nuestra cabeza constantemente así es que sigue leyendo porque encontrarás algunos consejos que te ayudarán a encontrar el camino correcto para encontrar el corazón de ese chico que te hace suspirar y quedarte ahí para siempre.

1) Mantén la llama encendida

Algunas veces cuando iniciamos una relación la novedad juega a nuestro favor y tenemos un largo camino por recorrer y muchos colchones en los cuales brincar, la creatividad no se acaba, incluso estamos contando los minutos en el reloj para encontrarnos y darle rienda suelta a la pasión.

Por este motivo es necesario que si te apetece bailar horizontalmente con tu chico en la alcoba, cocina o donde sea que se te ocurra y practicar el kamasutra, simplemente díselo.

Aunque la rutina y la convivencia se empeñen en apagar la llama de la pasión, protégela debajo de las sábanas.

2) Defiende tu espacio

Sabemos que cuando uno está enamorado sufre el efecto siamés, las parejas están pegadas todo el tiempo como adheridas con caramelo derretido, salen a hacer ejercicio, si uno decide tomar clases de esgrima el otro también se apunta y si ella decide entrar a un taller de poesía el también, y así hasta que los dos puedan terminar en una secta o cambiar de religión.

Esto es peligroso por lo que nunca está de más recordar que somos seres individuales que en el PLENO ejercicio de nuestra libertad hemos decidido estar con una pareja por lo que no es necesario ir al baño juntos, lavarnos los dientes al mismo tiempo ni afiliarte al club de caza y pesca si eres vegetariana.

3) Interésate por tu pareja

El día termina y estás deseando ansiosamente encontrarte con tu pareja para comentarle todas las novedades del día, la reconciliación de tu mejor amiga con ese novio suyo que te cae tan mal, el nuevo rumor de la oficina y los zapatos rebajados que viste en el aparador de esa tienda tan cara, llega, le cuentas y ahora sí, te preparas para cenar y dormir plácidamente pero… ¿y a tu pareja cómo le fue en este día?

Es necesario que antes de arrancarte con tu retahíla de anécdotas le preguntes ‘Y tú, ¿Cómo estás?’ ya que de esta forma estarás manifestando tu interés y reforzarás la comunicación entre ambos, aparte te verá como su equipo ya que sabrá que tu opinión puede ayudarle a encontrar soluciones o simplemente, puede tener una perspectiva distinta que le enriquezca.

4) Deja los regaños para su mamá

A nadie le gusta que lo regañen ni que llamen su atención y si tu Mamá no lo hace, difícilmente vas a aceptar que tu pareja lo haga, ese no es el papel de quien hemos elegido como compañero de vida, ni el nuestro tampoco.

Podemos dar nuestra opinión pero no asumir el papel de señorita Rottenmayer ya que quedaríamos fatal.

A los hombres les gusta mantener una imagen sólida y fuerte, son particularmente vulnerables a las críticas y si detectas un error y se los haces ver menos caso te harán. Así es que olvídate de que las cosas se hagan ‘como deben ser’ y aprende a negociar.

Será necesaria una alta dosis de diplomacia y tolerancia para hacerle entender que no es nada agradable que deje rastros de sus fluidos orgánicos en la tapa del water y que no es necesario que tome un vaso limpio cada vez que le da sed.

5) Instituye las horas libres en tu casa

Una amiga mía lo ha aplicado y funciona muy bien, su marido es amante de las series violentas y ella simplemente no lo soporta, ambos llegan cansados del trabajo, charlan, conviven y saben que diariamente tienen una hora libre para hacer lo que quieran en el hogar y tener la seguridad de que el otro no lo interrumpirá, así es que ella se pone a hacer relaciones públicas con los amigos y a contestar correos personales mientras él ve tele o juega con la consola.

Con las horas libres podrán relajarse ya que el otro no te estará preguntando qué haces no te pedirá que le prepares algo de comer mientras tú estás haciendo jardinería.

6) Respeta los silencios

A veces los seres humanos necesitamos un poco de silencio para ordenar nuestras ideas, eso no quiere decir que estemos tristes, enojados o que estemos tramando empacar nuestras maletas para abandonar a nuestra pareja así es que tanto hombres como mujeres debemos respetar cuando la otra persona esté en silencio.

En las parejas siempre hay uno que habla más que el otro y es necesario entender que (sea cual sea el roll que desempeñes, ya sea que hables como ametralladora o seas tan expresivo como una ostra) respetemos cuando al otro le apetece estar en silencio, dale tiempo, si es algo que le agobia, seguramente te lo compartirá cuando esté seguro de lo que va a decir.

Mientras tanto a esperar y respetar.

7) Cuida tus comentarios en público

Cada quien tiene el derecho de contar lo que quiera de sí mismo a la persona que elija, pero que alguien cometa indiscreciones con tu vida privada no es nada agradable, mucho menos si quien lo hace es tu pareja.

En ocasiones, sin percatarnos podemos hacer comentarios que incomodan a nuestra pareja, como por ejemplo, si está nuestra familia de visita y comentamos anécdotas pasadas no se sentirá muy bien si le decimos: ‘estás bien?, tienes cara de aburrimiento?’ porque por supuesto que todas las miradas se fijarán en tu pareja, tampoco es adecuado que te quejes en público de la relación que lleva con sus hermanos ya que la ropa sucia se lava en casa.

Puedes dar información que a nadie le interesa y al final desatar una guerra de comentarios que provocará que nadie se sienta cómodo y los amigos dejen de invitarlos porque siempre terminan dando la nota.

8) Respeta el lugar que le has dado en tu vida

Los celos generan incomodidad en una pareja, tanto para quien es víctima de ellos como para quien tiene que soportar los reproches (sobre todo si son infundados).

El provocar celos puede ser divertido y necesario en ocasiones para que el otro no crea que te tiene en el bolsillo y echarse a dormir en sus laureles, pero hacer de los ligues ocasionales un deporte no es nada grato.

No juegues con fuego.

9) Cuídate

Presta atención a tu aspecto físico, a tu salud y a tu formación profesional, ya que aunque esto aparentemente no se vea, te permite sentirte mejor al aumentar tu autoestima.

Es lógico que llegues cansadísima del trabajo y te apetezca ponerte un chándal y alpargatas pero haz el esfuerzo y recibe a tu chico con buena cara, no es necesario que estés como de portada de revista pero no te pongas la pijama al momento en que cruzas el umbral de la puerta de casa.

Es importante que los dos se cuiden y no se abandonen.

10) Respeta su fragilidad

Los hombres no son de hierro ni hielo (aunque les encante aparentarlo) hay momentos en que ya no pueden contener más lo que les pasa y tienen que desahogarse, es en esos momentos en los que el apoyo de la pareja se vuelve fundamental.

El hecho de que un hombre se abra y exprese sus sentimientos, incluso llegando al llanto es sumamente difícil, si lo hace contigo es porque confía en ti plenamente, corresponde esa confianza con amor, apoyo y comprensión.

Siguiendo estos consejos tu relación funcionará mucho mejor.

Ver Más…

¿Sabrías utilizar el sexo como castigo? Aprende a practicar el spanking

Descuidos masculinos… ¡Los famosos se bajan los pantalones y enseñan el culo!

Autor: Karina Santillan

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler('<!DOCTYPE html>...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367