Las VERDADES sobre los alimentos light… ¡Qué no te engañen!

Descubre la verdad, y nada más que la verdad, sobre los populares productos light. Se introdujeron en el mercado como un descubrimiento para gozar de los placeres gastronómicos más calóricos incluso estando sometida a una dieta hipocalórica… Pero… ¿Qué esconden?

No te engañes, lo light no es tan light como parece y no adelgaza como nos venden. En el mejor de los casos, lo light, simplemente engorda menos y es más ligero. Las bebidas, los aperitivos, los postres, los dulces… que se etiquetan bajo este epígrafe anglosajón contienen, teóricamente, continen un 30% menos de calorías que sus correspondientes normales. Así lo determina la Comisión Interministerial para la Ordenación Alimentaria.

La cultura de lo light ha generado una especie de confusión universal. Y hay quien piensa que alimentarse solo de productos light, le asegura la delgadez de por vida. Sin embargo, relacionar lo light con la dieta es un error. La mahonesa, el chocolates… por muy light que sea no son productos aptos para el régimen. Puedes darte un caprichito de vez en cuando, pero no los debes convertir en productos habituales en tu despensa.

A continuación… te desvelamos las VERDADES que se esconden tras el nombre LIGHT

  • Este tipo de productos que llenan las estanterías de los supermercados ha sustituido los azúcares y las grasas por otro tipo de sustancias que les proporcionan sabor y color y les restan calorías.
  • No es nada nuevo: lo light es también lo descremado o lo desnatado. Es, por ejemplo, el caso de los lácteos.
  • Pero hay otras formas de conseguir productos ligeros. Para que el aporte de calorías se reduzca los fabricantes añaden un elevado porcentaje de agua para reducir la grasa.

    Cuidado con los productos etiquetados con la famosas palabra ‘Light’

  • Otro argumento lógico para controlar el número de calorías que se ingieren es reducir la ración de comida. La ecuación es lógica: a menos cantidad, menos calorías. Aunque, evidentemente, esta no es la forma más honesta de determinar la ligereza de los productos.
  • No te limites a valorar exclusivamente si un producto engorda o no. Para llevar una dieta equilibrada debes tener en cuenta su composición nutricional. ¿Cuántas calorías aporta? ¿De qué tipo? ¿Cuántas vitaminas? ¿Cuántas proteínas?… Haz un análisis completo.

    Ver Más…

    Lo Light no es tan Light; no te engañes

    Receta light: Sandwich de pavo caramelizado

  • Autor: Judit Perez

    Comparte esta noticia en

    3 Comentarios

    1. es malo

    2. como enamorar
      al chico que te gusta?

    3. Por los años que tengo y por la experiencia acumulada, los alimentos "lait", no sirven de mucho: Si quieres adelgazar haz caso del refran: "Menos plato y mas zapato".

    Escribe un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *