Megalipos y adolescencia ¿Por qué crece la demanda?

La alimentación. Esa gran desconocida para muchos jóvenes de nuestro país. Una mala nutrición y un sedentarismo avanzado son claves para el desarrollo de los hijos. Y llega un momento en que los adolescentes admiten una serie de hábitos que no son propios de una vida sana. La solución que más se extiende en la actualidad tiene lugar en el interior de un centro de cirugía estética con la técnica revolucionaria conocida como megalipos. Clínica Sanza nos cuenta cuál es el nuevo tratamiento de éxito entre los jóvenes, en qué consiste y por qué se ha generalizado a una edad tan temprana.

La obesidad infantil es un gran problema. En algunos casos una medida extrema es la única apuesta por la salud. Y la salud no solo beneficia tu cuerpo, sino también tu mente. Y es que, muchos jóvenes que han padecido durante toda su vida obesidad encuentran la única soluciónen una intervenión quirúrgica conocida como megalipos.

Cada vez más se generalizan, entre los adolescentes, hábitos de alimentación muy poco valiosos. Y una mala costumbre sumado a enfermedades relacionadas con la obesidad infantil, hacen que se sientan necesitados de someterse a intervenciones como estas para sentirse integrados en la sociedad y para volver a llevar una vida normal. Y es que, aunque sea frívolo decirlo, la sociedad es dura y los valores que nos rigen son demasiado exigentes.

Es esencial transmitir a tus hijos una educación hacia la comida, un respeto y un equilibrio hacia los distintos  nutrientes que toda dieta necesita. Ahora, los restaurantes de comida rápida, el descenso de la calidad de lo que comemos y, sobre todo, nuestros hábitos insanos, son los detonantes para que muchos jóvenes lleguen a una edad adolescente con problemas de salud.

No es por aspecto físico, que también influye, sino por la relación con tu cuerpo y con la salud. Cierto es que se trata de la primera impresión que damos. Y todas Nosotras queremos que esta impresión sea excelente. ¿Qué ocurre entonces? Que una concenciación como esta hace que los adolescentes que más necesitan perder peso se sometan a un tratamiento como las megalipos. En este punto están muchas jovencitas en estos momentos. Es más, las liposucciones están creciendo entre, cada vez, edades más tempranas.

Clínica Sanza nos da más detalles sobre la técnica estrella de la actualidad. Se trata de una operación que te permite perder 15 kilos en dos horas aproximada. Más intensa pero con mayores resultados. Y lo que más nos asombra es que es tan conocida por toda Europa que muchas pacientes extranjeras son atraídas hacia nuestro país para probarla. Son casos extremos. Son personas que necesitan renovar su imagen para poder comenzar una nueva vida con un cuerpo. Los problemas de salud, circulatorios, respiratorios y cardíacos a la larga se duplican en personas que padecen obesidad. Y los jóvenes ya comienzan a ser conscientes de ello.

Así que el quirófano, cada vez con mayor frecuencia, se está convirtiendo en un recurso para solucionar muchos de nuestros problemas físicos. Y ahora estos cambios son protagonizados por chicas más y más jóvenes. ¿Cuál es el límite, entonces? ¿Qué barrera separa la salud de la belleza? Las personas que se someten a las megalipos entran en clínicas para ganar en salud.

Es una situación muy difícil de experimentar. Son chicas y chicos que han padecido durante toda su vida obesidad infantil. Las clínicas de cirugía estética ayudan a solucionar un problema tan evidente como este. El culto al cuerpo es secundario puesto que, en estos casos, lo más importante es la salud.

Si hasta ahora la técnica más recurrida era la liposucción, ha evolucionado hacia la megaliposucción. Se trata de una revolución entre los jóvenes, puesto que extrae volúmenes elevados de grasa de diferentes zonas del cuerpo. La megalipos puede eliminar hasta 15 kilos sobrantes.

Es uno de los procedimientos más utilizados en la actualidad, para la que se han desarrollado técnicas quirúrgicas de succión y anestésicas específicas. Hace más de 25 años que practico liposucciones y  nunca como ahora había tenido tantas pacientes adolescentes con ganas de sacarse kilos a través de una liposucción. No se trata de personas con áreas de acumulación de grasa localizada, sino de personas totalmente obesas, que a causa de la mala alimentación y el sedentarismo han hipotecado su vida social, su autoestima y su vivir en paz. Recuerdo el caso de una chica holandesa, que tenía tanto complejo que no permitía que hubiera espejos en su casa ni que su madre la viera desnuda. Después de operarse, su vida se está transformando 180 grados”. El Doctor Ignacio Fernández Sanza es uno de los más reconocidos especialistas en megaliposucciones.

Cirujano plástico y estético y director de la clínica de Cirugía Estética Sanza de Barcelona y director médico de la Unidad de cirugía Estética, Plástica y Reparadora del Hospital Montserrat, es consciente de la problemática que viven los jóvenes que padecen obesidad o que, por alguna razón, desean hacer cambios en su cuerpo. Es una operación algo más agresiva, sí, pero para su completo éxito recomienda siempre que el paciente se ponga en manos expertas. La total libertad y el derecho del paciente a someterse, por convinción propia, a un tratamiento así es totalmente lícito. Y aunque siempre haya que detenerse para contemplar los peligros a los que te puedes enfrentar, hay que decir que las manos expertas son claves para tener total seguridad.

15 kilos menos. Solo dos horas. Y una intervención. Ello se traduce en más de cinco litros de grasa extraída y en 5 a 10 tallas menos de ropa. ¿Es posible? Sí. Clínica Sanza es una de las clínicas más reconocidas en realizar esta técnica. Ellos están ahí para que consultes cualquier duda. Pero también advierten de la difícil decisión que supone entrar en un quirófano.

Como nos decía el Doctor Ignacio Fernández Sanza, todo depende de cuál sea el fin y de cómo sea el contexto. Hay muchos jóvenes que necesitan una ayuda para integrarse en la sociedad de forma definitiva. Un empuje médico, podríamos decir. Lo cual les permitirá volver a llevar una vida y sentirse seguros de sí mismos. Recuperar la autoestima es clave para vivir feliz. Pero hay una gran diferencia entre el paciente, y joven además, que lo necesita y el que, simplemente, lo desea para tener mejor aspecto social. Esta técnica simplemente se contempla para personas que verdaderamente lo necesitan por cuestiones de peso y por los  riesgos que ello supone.

La seguridad, el compromiso y la confianza que desprenden sus especialistas son necesarios para cualquier paciente. Esta decisión seguro le cambiará la vida para siempre. Es un cambio total de aspecto que debe hacerse en las mejores manos. Entrar con seguridad y con confianza en tus médicos no supone ningún riesgo para el paciente. Y, por ello, muchos jóvenes europeos ya han accedido a ponerse en manos de Clínica Sanza.

 Imagen: Tu voz Femenina.

Autor: Katia Toran

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *