La resiliencia: Factores para ser una persona más fuerte

La resiliencia es la capacidad que tiene el ser humano para afrontar experiencias traumáticas. Esto quiere decir que existen algunas personas que saben afrontar con fortaleza los embates de la vida, sin que por ello tengan que pasar necesariamente por un duelo. A menudo, los psicólogos señalan que es natural que una persona que ha sufrido una experiencia traumática, se trata de una víctima que va a desarrollar más tarde una patología, pero no siempre es así. Nosotras queremos contarte más puntos de vista acerca de esto.

resi1

Un estudio llevado a cabo por la American Psychological Association (APA) ha demostrado que la resiliencia es ordinaria, no extraordinaria, lo que quiere decir que es una característica muy normal que presenta el ser humano. Se trata de un término al cual no se le ha prestado demasiada atención y que tiene dos vertientes: resistirse al suceso y rehacerse del mismo.

Las personas resilientes no pasan por periodos de desequilibrios a pesar de estar sufriendo una experiencia traumática como la muerte de un ser querido, un accidente, una enfermedad difícil, pérdida de trabajo, etc… Además, se trata incluso de un fenómeno común entre personas que se enfrentan a situaciones adversas. Es decir, la gente, de manera común, muestra resiliencia. Pero, esta característica, se tiene o no se tiene. 

resi3

Mostrarse o no resiliente dependerá de tus conductas, pensamientos y acciones, las cuales pueden ser aprendidas. Algunos de los factores que contribuyen a desarrollar la resiliencia son:

  • Capacidad para realizar planes realistas y seguir todo los pasos necesarios para llevarlos a cabo.
  • Tener una visión positiva de ti misma, y confianza en tus fortalezas y debilidades.
  • Practicar destrezas en la comunicación y en la solución de problemas, pues el hecho de aceptar el apoyo y la ayuda de las personas que nos quieren y escuchan fortalece la resiliencia.
  • Capacidad para manejar sentimientos e impulsos fuertes. Ya que no podemos evitar los acontecimientos que producen mucha tensión, al menos sí podemos cambiar la manera de interpretarlos y nuestra reacción ante ellos.

Imágenes: Pinterest, Google Imágenes

 

 

 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *