La menopausia, cómo sobrellevarla mejor

La menopausia es una de las etapas de más cambios en la vida de toda mujer: aunque quizá todavía os reste bastante tiempo para el retiro de la regla, es bueno conocer varios aspectos de esta etapa tan importante. Aunque hay varios síntomas que todas compartiréis, cada mujer la vive a su manera, ya que cada organismo reacciona a los cambios hormonales de forma distinta.

Antes de la menopausia, puede haber un estadio previo, conocido como perimenopausia, que suele comenzar unos cuatro años antes de la última menstruación, con el que se inicia ya una serie de cambios fisiológicos que también repercuten en el cuerpo, así como trastornos a nivel anímico. En principio, los ciclos menstruales pueden dejar de ser regulares, puede haber más problemas para conciliar el sueño, sequedad vaginal y sofocos.

El momento de la menopausia también es único en cada mujer, y no hay forma de saber exactamente cuándo llegará, pero puede haber ciertos factores, como una cuestión genética – hereditaria, que ayuden a prever cuándo se producirá. El retiro de la regla se da como consecuencia de la insuficiencia ovárica folicular, lo que lleva también a un nivel más elevado de la FSH -hormona folículo estimulante- y menor de estrógeno.

menopausia

¿Qué se puede hacer para minimizar los síntomas más molestos de esta etapa? En ciertos casos, puede haber una buena respuesta a la terapia de reemplazo hormonal o a los medicamentos llamados «inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina». Son, obviamente, tratamientos que solo pueden ser indicados por un médico profesional, previa consulta y medición de «riesgos / beneficios».

Si bien la terapia de reemplazo hormonal puede ser una alternativa viable, no se recomienda para las mujeres con una historia actual o pasada de cáncer de mama; de enfermedad coronaria; de accidente cerebrovascular, coágulos de sangre o de ataque cardíaco previo; o bien en personas con alto riesgo de desarrollar estos problemas.

Otros posibles síntomas que se pueden dar con la menopausia incluyen dolor de cabeza o migraña, mayor tendencia a la tristeza o depresión, y cambios en la densidad ósea, entre otros. Para hacerle frente a la menopausia habrá que llevar una dieta sana y equilibrada, con preferencia por la Mediterránea, rica en antioxidantes, vegetales y pescado, así como tratar de mantenerse lo más activa posible y ocupada con tareas que sean gratificantes.

Imágenesnyoobserver.com 

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *