Alimentación contra el cansancio ¡Actívate!

Una de cada tres mujeres se siente cansada a lo largo del día. Muchas se despiertan agotadas, y otras no se deshacen completamente de la sensación en todo el día. Para recuperarnos, nuestro cuerpo necesita ingerir alimentos energéticos que les aporten los minerales y las vitaminas requeridos. Sigue leyendo, y aprenderás a vencer el cansancio con estos sencillos trucos.

Muchas son las posibles causas que nos provocan una molesta sensación de fatiga en todo nuestro cuerpo: el estrés cotidiano, la falta de sueño y descanso o una alimentación incorrecta. Con unos simples cambios en nuestras comidas, podemos conseguir contrarrestar ese cansancio.

Bajadas de azúcar

Para empezar, debes saber que los alimentos muy azucarados, y especialmente, la bollería, no nos convienen: se trata de un tipo de alimento abundante en hidratos de carbono, y además, de absorción rápida. Por tanto, su efecto resulta poco duradero. Si se consumen en exceso, el cuerpo recibirá una subida rápida en las tasas de glucosa. Pero al poco tiempo de ingerirlos, el azúcar desciende bruscamente y eso provoca que nos sintamos más cansados que antes.

Energía constante

Para que nuestro cuerpo mantenga la energía que necesita durante todo el día y poder realizar las actividades que nos proponemos a lo largo de una jornada, debemos apostar por los alimentos que producen una liberación lenta de la energía. Por ejemplo, los cereales integrales y las legumbres.

La principal función que cumple este tipo de alimentos es aportar energía a nuestro cuerpo en forma de glucosa. En comparación con los alimentos ricos en grasas o proteínas, dejan pocos residuos en el organismo. Además, te ayudarán a alimentar el cerebro, cuyas células necesitan constantemente glucosa.

Alimentos que reducen la fatiga

Pan moreno: si constantemente padeces de cansancio, es conveniente que sustituyas el pan blanco por un pan moreno denso. A ser posible, intenta cambiarlo por uno elaborado artesanalmente con harinas de cereales enteros: ofrece más vitaminas y minerales.

Orejones: si realizas grandes esfuerzos a lo largo del día, opta por tomar albaricoques desecados. Resultan ideales para obtener una dosis extra de energía.

Lentejas: se trata de uno de los alimentos vegetales más ricos en hierro. Su falta en nuestro organismo provoca anemia, cuyos síntomas son el cansancio, la falta de aliento y mucosas blanquecinas. Junto con los garbanzos, se convierten en una potente fuente de proteínas.

Imagen: Adelgazaaraya.

Autor: Carmen Martinez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *