La dieta de los alimentos prohibidos ¡la clave es la moderación!

Olvídate de aquello de no probar ciertos alimentos cuando te pones a dieta. Las tendencias en nutricionismo hace años que recomiendan una alimentación variada y equilibrado para mantener el peso adecuado ¿Quieres saber más?

Las modas en cuestión de dietas han ido variando mucho a lo largo del tiempo. Desde las dietas disociadas que no permitían combinar hidratos de carbono con proteínas hasta aquellas que eliminaban todos los alimentos que empezaban por la letra “p” como la pasta, la pizza o el pan (que son básicamente hidratos de carbono) como garantía para perder peso.

Aunque algunos de esos trucos funcionasen a corto plazo, a la larga los efectos en la salud no son nada recomendables. A no ser que se trate de una dieta específica por alguna enfermedad como la diabetes o la hipertensión, no es recomendable que se elimine ningún elemento de la dieta: sólo hay que saber consumirlos en su justa medida.

Además, la prohibición de alimentos puede tener el efecto contrario al deseado: al “obligarnos” a no comer según que cosas puede hacer que nos obsesionemos con ellas y al final nos acabemos dando un atracón. No pasa nada porque un día te comas un trozo de pizza si sales a cenar fuera o estás con tus amigos. El problema es que te comas dos pizzas enteras tú solita o que cada día cenes pizza.

En el equilibrio está la clave. Nada de atracones de un solo alimento ni eliminación radical de ciertos elementos: intenta llevar una dieta equilibrada día a día para poder permitirte algún exceso esporádico y que no suponga una catástrofe en tu línea. Si una noche te comes una hamburguesa, al día siguiente intenta compensarlo con fruta y alimentos bajos en calorías y recuperarás el equilibro.

Si quieres ver un ejemplo de dieta equilibrada en la que no existen los alimentos prohibidos sino la moderación, consulta el siguiente enlace. Podrás utilizar su propuesta como base para tu dieta.

Imagen de Andrés Sardá.

Autor: Carmen Lopez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *