Alimentación consciente: 5 alimentos antienvejecimiento (II)

No hace falta esperar hasta los 40 para empezar a comer bien. Si adoptamos una buena alimentación desde bien jóvenes, conseguiremos envejecer manteniendo la vitalidad durante mucho tiempo.

Por este motivo, para envejecer en condiciones, nuestro cuerpo requiere de alimentos que contienen antioxidantes o nutrientes precursores de antioxidantes. También debemos ofrecer a nuestros tejidos todo lo que necesitan para una regeneración rápida, como son la vitamina A, los betacarotenos, la vitamina C, la vitamina E, las vitaminas del grupo B, los antioxidantes vegetales, los minerales y oligoelementos, lípidos, proteínas y glúcidos. En un anterior post, ya os contamos cuáles eran 5 de estos alimentos, hoy, volvemos a aconsejaros 5 alimentos más. Prestad atención:

  • El brécol: contiene las tres principales vitaminas antioxidantes, lo que constituye  una espléndida barrera contra el envejecimiento celular. Es uno de los pocos alimentos que ha demostrado su eficacia contra el cáncer. Sus fibras lo hacen digestivo y un poco laxante. Contiene bastante ácido úrico, por lo que deberían ir con cuidado aquellos que padecen gota o cálculos renales.

brecol

  • La zanahoria: es una de las principales fuentes de betacarotenos, nutrientes que van asociados directamente a la vitamina  C y E. La zanahoria ayuda a las arterias y al corazón, además de regular el tránsito intestinal. 
  • La col lombarda: el color lila de la col lombarda viene dado por el licopeno, una sustancia antienvejecimiento muy valiosa y rara que también encontramos en los tomates. Además posee un alto porcentaje de betacarotenos, de vitamina C y E, principales antioxidantes.

col_lombarda

  • Los berros: ricos en betacarotenos, vitamina C y E, participan en la protección del envejecimiento celular. También contiene calcio, hierro asociado a la vitamina B9. Son depurativos  y estimulantes. También contiene lípidos -aunque en muy baja cantidad- que ayudan a la protección del sistema cardiovascular.
  • Los brotes de soja: Contienen lecitina, una sustancia protectora del corazón y las arterias. También actúa contra el colesterol y ayuda a mantener el sistema nervioso y cerebral gracias a sus ácidos grasos esenciales. Contienen fibras que facilitan el tránsito intestinal, además de contener isoflavonas, unas moléculas que ayudan a paliar los efectos secundarios del cambio hormonal: sofocos, irritabilildad, etc.

Imágenes: Pinterest

Autor: Clara Martin

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *