Higiene íntima: ¿qué es lo más recomendable?

La higiene íntima, es una parte muy importante de nuestro aseo personal y debemos tener especial cuidado al efectuarla por tratarse de una piel tan delicada y sensible como la del rostro. Las infecciones genitales y los problemas en la vulva, como picazón o irritación son muy frecuentes y difíciles de tratar, explican los ginecólogos. Estas infecciones son alteraciones de la flora vaginal, y lo importante a la hora de la higiene es preservar un equilibrio de estos microorganismos.

Recomendaciones para la higiene íntima

  • Evita jabones perfumados: las sustancias químicas alteran la flora vaginal. Tampoco uses jabones astringentes que tienen mucha soda cáustica. Los mejores son los de glicerina, o los específicos para la higiene íntima.

  • Evita el uso de desodorantes íntimos: por de ser irritantes y alergénicos.
  • Mantén la piel de la vagina ventilada: no uses protectores diarios o los que mantienen un flujo de ventilación o de aire.
  • Duerme sin ropa interior o muy floja: los expertos lo aconsejan ya que la humedad y el calor excesivo pueden ser dañinos.
  • Lava la zona íntima de adelante hacia atrás: si lo haces del ano a la vagina, se pueden arrastrar gérmenes que alteran la flora vaginal.
  • Evita los pantalones y las prendas íntimas ajustadas: para que no produzcan rozaduras ni se acumule humedad.

  • Usa ropa interior de algodón: la tela de algodón deja pasar el aire, no deja la zona totalmente tapada.
  • No uses el bidé: es malo lavarse en él,  porque ayuda a los gérmenes del ano a desparramarse por toda la zona y entrar en la vagina.
  • Lava bien la zona íntima después de las relaciones: también orina para eliminar los posibles gérmenes.
  • No abuses de la depilación íntima: algunos expertos alertan de su abuso y es conveniente dejar algo de vello alrededor de la uretra y el clítoris para protegerlos.

Algunas pautas de higiene íntima

  • Ha de realizarse diariamente, pero en exceso puede dañar la flora vaginal. Una vez al día es suficiente y en días de calor, dos veces.
  • Asegúrate de dejar la zona bien seca con una toalla limpia, que debería cambiarse con cada uso.
  • La limpieza debe hacerse en la zona exterior. Las duchas vaginales son una apuesta segura de infección.

La higiene íntima es un hábito que tienes que practicar a lo largo de toda la vida. Siguiendo estos consejos notarás algunos cambios favorables en tu organismo.

Imágenes: Perú, El Comercio Perú, eslamoda.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *