Hábitos que provocan la acidez gástrica

¿Habéis padecido alguna vez acidez gástrica? Esos ardores en la barriga que suelen aparecer cuando comemos demasiado, tomamos demasiados dulces o bebemos alcohol en exceso y que nos hacen pasar un mal rato. Aunque pensemos que se trata de un mal menor entre la población, no es así.

El estudio Almax, elaborado por la prestigiosa agencia Nielsen, ha analizado la prevalencia de la acidez gástrica en España y ha llegado a la conclusión de que 24% de los españoles han sufrido acidez gástrica alguna vez en los últimos 6 meses. El estudio incluso nos detalla en qué comunidades se dan más casos de acidez gástrica, éstos son: Madrid, Castilla León, Castilla-LaMancha y Andalucía.

Además, al parecer la acidez de estómago es un trastorno recurrente ya que un 80% de quienes padecen acidez gástrica aseguran que la sufren al menos una vez al mes y un 27% incluso todas las semanas. Pero esto no es lo peor sino que los expertos estiman que el número de casos de acidez de estómago seguirá creciendo en los próximos años, debido a una dieta y unos hábitos de vida inadecuados. En este sentido, quizás sea hora de adoptar bueno hábitos alimentarios no sólo para intentar adelgazar sino por las nefastas consecuencias que tienen sobre nuestra salud.

¿Qué hacer cuando padecemos este tipo de trastorno digestivo? La vía más utilizada es la de tomar medicamentos que intenten remediar la acidez gástrica. De hecho, un 72% de los encuestados aseguran que confían plenamente en los productos y fármacos para aliviar los síntomas de acidez de estómago. Sin embargo, lo ideal como comentábamos anteriormente sería cambiar ciertos hábitos alimentarios como suprimir el chocolate, el café, el alcohol, los tomates, los cítricos y los ajos o la cebolla ya que propician la aparición de los síntomas. Evitar tomar estos alimentos, así como evitar la comida rápida o alimentos fritos puede prevenir su aparición.

Aun así, el estudio muestra que no sólo una mala alimentación comporta acidez gástrica, sino que un estilo de vida poco saludable, el estrés, hacer ejercicio justo después de comer, acostarse sin haber hecho la digestión o hacer comidas copiosas puede generar los mismos síntomas.

Imágenes: Corbis

Autor: Anna Güell

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *