Gravity, una manta medicinal de peso

Estados unidos acaba de lanzar al mercado una manta terapéutica llamada Gravity. A través de la plataforma Kickstarter se ha propuesto un nuevo estilo de manta medicinal que promete curar el estrés, la ansiedad, mejorar los niveles de cortisol y ayudar así al descanso, incrementar nuestra serotonina y mejorar nuestro sistema cardiovascular – entre otras patologías-. ¿Estamos hablando de magia o ciencia? Sin duda Gravity es una propuesta que ha generado polémica. Aún así, poco han importado las opiniones que tachaban, de entrada, esta alternativa medicinal como una “estafa” pues, des de su lanzamiento hasta la fecha, Gravity ya ha sido capaz de levantar más de 2,6 millones de euros en ventas.

Gravity_manta_magica

Lo más interesante de todo ha sido la manera en la que se le ha otorgado a esta objeto tan común la capacidad de producir tales mejoras físicas, mentales y emocional. ¿Como? Muy sencillo, el peso de la manta Gravity se dispone de manera estratégica para que así su presión sobre el cuerpo quede uniforme y sea el estrictamente necesario según cada cuerpo. Y es que la manta varia su propio peso en función de los kilos de sus clientes: aquellas personas que ronden los 45 y 68 kilogramos de peso, necesitarán una manta de 7 kilos.; aquellos cuyo peso sea de entre 68 y 90, la manta deberá pesar 9 kilos; y finalmente, para el grupo de persona que lleguen o superen los 90 kilogramos de peso, necesitarán una manta de unos 11 kilos.

La sensación de satisfacción y relajación que esta manta nos proporciona se ha llegado a comparar como “esa sensación de cuando un padre envuelve a su hijo mientras duerme”, algo exagerado si tenemos en cuenta que establecemos un símil entre un objeto como es una manta con  la tranquilidad, seguridad y confort que solo un ser humano – y más en concreto con el ejemplo una figura paterna-, es capaz de proporcionarnos. Pero de algo podemos hablar con seguridad y es que este lanzamiento no deja indiferente a nadie. Además, esta manta vale su peso en oro pues se están vendiendo por la friolera de 256 euros (279 en dólares).

Una vez más ha quedado claro, el amor esta sobre valorado, lo que importa es la salud y ,al parecer, a cualquier precio.

Imágenes: voltaico.lavozdegalicia.e, republica.com

Autor: Elena Cano

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *