Frutoterapia: ¿En qué consiste?

 

¿Qué es la frutoterapia? 

 

La frutoterapia es una terapia natural que utiliza los beneficios y propiedades de las frutas para equilibrar nuestro organismo con sus nutrientes esenciales.

Y, también ayudar a prevenir un buen número de trastornos y enfermedades.

 

Por lo tanto, muchos nutricionistas aconsejan el consumo diario de frutas y verduras en 5 raciones de ellas.

Debido a la gran importancia nutricional para nuestra salud en general.

 

Debemos recordar que las frutas contienen mucho azúcar que pasa al torrente sanguíneo y puede descompensar los niveles de glucosa si no las consumimos con moderación.

Consumirlas de manera adecuada no supone ningún riesgo para el organismo y trae muchos beneficios para la salud.

 

 

 

 

 

 

¿De qué manera nos favorece la frutoterapia?

Los beneficios son muchos, especialmente porque las frutas son ricas en vitaminas como la vitamina A y C.

También son ricas en minerales como potasio, magnesio,y antioxidantes.

Además de oligoelementos y fitoquímicos que dan color y aroma a las frutas.

 

Entre sus beneficios encontramos que:

  • Ayudan a prevenir el estreñimiento y mejorar el tránsito intestinal por su gran aporte de fibras.
  • Son depurativas, ayudando a desintoxicar y depurar nuestro organismo eliminando de manera natural las toxinas gracias a su gran contenido de agua.
  • Ayudan a retrasar el envejecimiento, y se pueden aplicar en forma de mascarilla en la piel por su gran aporte de vitaminas.
  • También se pueden aplicar sobre el cabello aprovechando sus propiedades.
  • Mejoran la función del hígado y los riñones.

 

 

 

¿De qué manera comerlas?

La mejor manera de consumirlas para aprovechar todos sus nutrientes es cruda y en zumos.

Los expertos recomiendan ingerirlas antes de comer el resto de los alimentos.

Por ejemplo 15 minutos antes de cada comida es una buena opción.

 

 

 

 

 

La frutoterapia no se basa en comer solamente frutas, sino seguir una dieta equilibrada con legumbres, vegetales, proteínas, carbohidratos complejos…

Los carbohidratos recomendados son los cereales integrales en lugar de los refinados.

 

Las frutas dulces aportan muchas vitaminas y nutrientes para equilibrar el organismo.

Como son las vitaminas: A, C, E y del complejo B.

Las ácidas son ideales para reducir los niveles de ácido úrico.

 

 

 

Beneficios de la frutoterapia según su color.

Blanco: Fortalecen el sistema inmune por sus grandes aportes de potasio y hierro.

Benefician para estabilizar los niveles de la presión arterial.

Como: peras, bananas, manzanas, jengibre, patatas, cebollas…

 

Rojo y morado: Son buenas para la salud cardiovascular y ayudan a la hipertensión gracias a sus propiedades vasodilatadoras.

Entre ellas: sandía, cereza, uvas.

 

 

 

 

 

Naranjo y amarillo: Contienen gran cantidad de antioxidantes y protegen nuestra piel.

Dentro de este grupo están: las zanahorias, mango, papaya, y los cítricos.

 

Vegetales verdes: Son ricos en magnesio, ayuda a los músculos, beneficia a mejorar tensión muscular, calambres, o cansancio de forma injustificada.

Entre ellos encontramos: espinacas, brócoli, guisantes, coles de Bruselas.

 

 

¡Comienza hoy mismo a incorporarlos en tu dieta!

 

 

 

 

 

Imágenes: Pixabay

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *