La fructosa: El peligro desconocido de los refrescos

Noticias recientes cuentan que en Méjico, Reino Unido y en estados norteamericanos como California están tratando de que descienda el consumo de este tipo de refrescos gravándoles con diferentes impuestos. Se espera que con la consiguiente subida del precio disminuya la ingesta de estos productos a los que se atribuye en gran medida la responsabilidad sobre el aumento de la obesidad, sobre todo la infantil.

El problema ha sido la inclusión de un elemento asociado en sus inicios al ocio y al fin de semana en la rutina diaria de alimentación. El resultado es más que alarmante puesto que se las relaciona con la diabetes, los riesgos cardiovasculares y por supuesto, el aumento de peso. Su alta composición en hidratos de carbono refinados, industriales, nos provee de forma instantánea de azúcar, produciéndonos picos de insulina. Son los llamados hidratos simples, nada saludables y a los que hay que evitar o consumir con moderación.

refrescos_fructosa_2

Conocidos y repetidos ya los riesgos del azúcar refinado, hoy quiero hablaros de la fructosa, a la que se ha venido considerando como una alternativa sana. No lo es y voy a explicaros el por qué.

La fructosa es un azúcar natural que se encuentra en algunas frutas como los higos y las uvas, en algunas verduras como las zanahorias y también en la miel. Pero ¡ojo! atentos a estos datos y que tienen que ver con el uso industrial que se hace de la fructosa.

Si consideramos un índice de 100 como cifra límite para la salubridad de un azúcar de toda la vida, el jarabe de maíz alto en fructosa, un producto que se encuentra en muchísimos dulces y refrescos, se situaría en torno al 173 . La mayoría de la fructosa que tomamos aparece en esta presentación, jarabe de maíz, y se ha introducido en nuestras mesas gracias a la comida rápida y a los edulcorantes artificiales.

La fructosa, a diferencia de la glucosa se metaboliza preferentemente en el hígado en forma de grasa, produciendo colesterol del llamado malo, al igual que lo hace el consumo de grasas saturadas. Además y este es un dato curioso, la fructosa de las bebidas no nos quita el hambre, no suprime la acción de la grelina, esa hormona responsable del apetito. No nos sacia, al contrario que sucede con otro tipo de azúcares.

¿Y qué hace nuestro organismo con 120 calorías aportadas por la fructosa? Cuando el hígado las metaboliza aparece el ácido úrico, conocido por ser el causante de la gota, pero también de la tensión arterial.

Y podría seguir con algunos ejemplos más que nos devolverían al punto de partida: riesgo cardiovascular y obesidad. No pasa nada por consumir un refresco el fin de semana. Pero sí, y mucho, si lo incluyes en tu dieta diaria. Recuerda que no es un alimento natural y que está elaborado con lo más delicioso para engancharte, pero no con lo más saludable.

ata poouramini 3

 

Ata Pouramini es autor del libro “Tú eres tu medicina” y “El gato persa que quería comer caviar”. Es orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Tiene en Valencia una de las consultas más importantes del mundo. Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

Imágenes: Pinterest

 

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367