Evita la afonía: 8 consejos para cuidar tu voz

La voz es nuestro instrumento principal de comunicación y, como todo, hay que cuidarla: de hecho, muchos de los problemas de voz pueden prevenirse. Para mantener una voz sana toma en cuenta y pon en práctica los siguientes consejos.

  • Hidrátate: bebe siempre abundante agua para mantener en buen estado e hidratado las mucosas. En lo posible también procura que haya buen nivel de humedad adecuado en el ambiente en el que estés -los humidificadores son ideales-.
  • No grites ni fuerces la voz, ten cuidado especialmente cuando estés en ambientes ruidosos ya que uno no se da cuenta pero tiende a elevar el tono de voz, las más de las veces, de mala manera.
  • Descansa como corresponde: la voz también se ve perjudicada ante un sueño deficiente. Procura respetar un descanso de, cuanto menos, siete horas diarias. La voz es muy sensible a la falta de sueño.

descanso

  • Evita sustancias tóxicas: y aquí no solo se incluyen el cigarrillo y las bebidas alcohólicas, sino también ciertos fármacos como antihistamínicos y otros que resecan la mucosa laríngea. Lo recomendado es tomar este tipo de medicamentos solo cuando sea estrictamente necesario y no abusar de ellos.
  • No carraspees ni te aclares la garganta: ante molestia, lo mejor será beber agua o bien hacer gárgaras con agua.
  • No abuses tampoco de los caramelos de menta, mentol o eucaliptus, ya que también resecan la mucosa orofaringea.
  • Mantente alejado del estrés: la tensión psicológica aumenta el grado de contracción de las cuerdas y predispone a lesiones. Así que procura siempre mantener el estrés a raya.
  • Mantén buena higiene bucal y vocal: cepilla tus dientes a diario y cuida tu boca concurriendo al odontólogo con frecuencia.

Otros consejos: si tu voz es importante en el trabajo, busca momentos en los que puedas descansar -al menos cinco minutos de descanso vocal- y será mejor que, al igual que haces con cualquier músculo del cuerpo, entrenes y calientes antes de usar la voz, y estires o relajes cuando concluyas.

Imágenes: salud180.com

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *