Estrés en el trabajo: aprende a descansar el fin de semana

Si tu trabajo te obliga a estar muchas horas bajo presión o simplemente estás pasando una mala racha de acumulación de estrés tienes que encontrar la manera de aprovechar esos días de descanso para relajarte.

Todos esperamos con ilusión la llegada del fin de semana, pero son pocos los que realmente saben cómo organizar ese tiempo para liberar el estrés que nos produce la rutina del día a día. Hoy os damos algunos consejos para conseguirlo.

  • No hacer planes en exceso: normalmente tenemos tantas ganas de que lleguen esos dos días que organizamos demasiados planes para el tiempo del que disponemos. Como resultado, acabamos el fin de semana cansados y tensos. Arrastrar un fin de semana excesivamente activo es la peor manera de empezar la semana.
  • Momentos de relax: no importa el día ni la hora que escojas para hacerlo, pero es vital que dediques un tiempo a una actividad relajante. Puedes tumbarte en el sofá a ver una película o tu programa favorito, tumbarte en la cama y escuchar las canciones que más te gustan, dar un paseo por la playa, leer ese libro que te tiene enganchada sentada en un parque o escaparte a un spa. Tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.
  • Reuniones: bien sean con amigos, tu chico o con la familia. Reunirse con los que más quieres y disfrutar de grandes momentos con ellos es el mejor antídoto contra el estrés y las preocupaciones. Organiza una quedada con ellos y relájate con su compañía.
  • Desahogarse: no hay nada como contarle a alguien cercano todas tus preocupaciones y los problemas que causan tu estrés. Sentir que te escuchan y te entienden supondrán todo un alivio y además puede que te ofrezcan muy buenos consejos.
  • El trabajo se queda en el trabajo: si tu rutina es demasiado agobiante lo mejor es que no dediques más tiempo a pensar en temas de trabajo al acabar tu horario laboral. Lo único que conseguirás es estresarte todavía más.
  • Y el fin de semana que viene…: preparar planes para los próximos días de fiesta te ayudará a llevar la rutina de otra manera. Cada vez que empieces a notar que el estrés hace acto de presencia céntrate en pensar en el maravilloso fin de semana que te espera.

Recuerda que descansar durante esos días es esencial para empezar la semana con las pilas cargadas y conseguir que, poco a poco, ese estrés vaya desapareciendo.

Autor: Carla Ramirez

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *