El estrés: ¡aprende a controlarlo!

El estrés es un estado psicofísico que se presenta cuando hay un desequilibrio entre las exigencias que nos plantea la vida diaria y los recursos de los que disponemos para hacerles frente. Es una tensión que aparece cuando la situación se presenta difícil y no tenemos herramientas para manejarla.

¿Cómo afecta el estrés en nuestra salud?

  • Cuando no sabemos controlarlo o no podemos canalizarlo se convierte en angustia y empieza a sentirse síntomas físicos.
  • Dolores de cabeza.
  • Náuseas.
  • Dolor en el pecho.
  • Puede subir la presión arterial.
  • Dificultad para conciliar el sueño.
  • Nerviosismo.
  • Cansancio.
  • Problemas en la piel y en el cabello.
  • Envejecimiento prematuro.

¿Cómo se aprende a controlar el estrés?

  • Cuida tu salud: lleva una dieta equilibrada que contenga todos los nutrientes, realiza deporte diariamente, descansa las horas necesarias Según tu actividad y tu edad.
  • Aprende a delegar funciones: pide ayuda cuando la necesites, no te sobrecargues de responsabilidades y te autoexijas.
  • No sobrepases tus límites: a veces es necesario decir “No” sin sentir culpas. No se puede contentar a todo el mundo permítete fallar y equivocarte. No eres un ser perfecto.
  • Cuida tus pensamientos: nuestros pensamientos influyen en como percibimos y como actuamos en cada situación. Procura tener pensamientos positivos y siempre recuerda que de todas las situaciones algo se aprende. Tú eres responsable de lo que tú haces no de los demás.
  • Aprende a relajarte: existen muchas técnicas de relajación, meditación, trabajando con la respiración, yoga, reiki. Busca la forma que mejor se adapte a ti y toma en el día unos minutos para esa actividad. Es fundamental que busques ese momento y lo respetes todos los días, porque es para tu bienestar, bajo ningún concepto lo puedes delegar.

  • Darse cuenta qué situación te genera el estrés: este es el punto crucial, porque cuando tengas claro las situaciones que te lo generan tienes que prepararte antes de ellas y buscar alternativas para no perder el control de la situación. Conocer tus emociones y tus reacciones es lo que va a mejorar tu calidad de vida. Ámate y cuídate a ti misma eres el ser más importante del mundo.

Imágenes: SiempreDignas, Confirmado, Meditar y ser feliz.

Autor: Virginia Bruno

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *