¿Enredada o enredadora? Descubre el poder oculto de las palabras

El uso de las palabras condiciona las respuestas.

Manipulamos constantemente; con inocencia, sin darnos cuenta. Lo hacemos siempre que hablamos y el medio que utilizamos es la palabra. Sucede sin más, sin que si quiera nos demos cuenta. Es algo tan arraigado a nuestro ser que sucede como si nada, de manera natural. Si quieres aprender a manejar este poder a tu favor sólo tienes que parar atención. Observar cuidadosamente las palabras que utilizas. Si lo haces, pronto te darás cuenta de que mediante inocentes preguntas te pasas la vida determinando las respuestas de los otros.

Te pondré un ejemplo: La pregunta «¿te gusta mi falda?» parece inocente, ¿verdad? Pues en realidad no lo es. Al introducir «te gusta» dentro de la pregunta estás induciendo al otro a que su respuesta sea positiva. Una pregunta neutra sería: «¿Qué te parece esta falda?», utilizando este tipo de pregunta no estarías «manipulando» la respuesta de tu interlocutor.

Sucede lo mismo con: «¿Me permites una crítica positiva?». La pregunta instantáneamente nos pone alerta. Al recibirla nuestro cerebro centra todo su interés en el comentario que interlocutor está a punto de hacernos. De hecho, el utilizar la palabra «positiva» indica que algo de lo que está a punto de decir es «negativo», e ahí que nuestra respuesta innata sea ponernos a la defensiva frente a este tipo de comentarios.

En el ámbito empresarial, sobre todo en el mundo del marketing, se le da mucha importancia al correcto uso del lenguaje y por ello cuando una empresa se vende o promociona alguno de sus productos destina parte de su inversión a obtener el perfecto mensaje; ése que diciendo muy poco diga mucho y que a la vez consiga persuadir al receptor.

Obviamente, siendo conscientes de que lo que decimos tiene tanto impacto en el otro, ¿por qué no prestar especial atención a nuestra manera de preguntar y modificarla sutilmente para que juegue a nuestro favor? Pruébalo, puede que los resultados te sorprendan.

Sígueme en Twitter: @liosylibros

Autor: C.Pérez de Tudela

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Fatal error: Uncaught exception 'Exception' with message 'Cache directory not writable. Comet Cache needs this directory please: `/home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/cache/comet-cache/cache/https/www-nosotras-com/salud`. Set permissions to `755` or higher; `777` might be needed in some cases.' in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php:367 Stack trace: #0 [internal function]: WebSharks\CometCache\Classes\AdvancedCache->outputBufferCallbackHandler(' <!DOCTYPE...', 9) #1 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/functions.php(3780): ob_end_flush() #2 [internal function]: wp_ob_end_flush_all('') #3 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(286): call_user_func_array('wp_ob_end_flush...', Array) #4 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/class-wp-hook.php(310): WP_Hook->apply_filters('', Array) #5 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/plugin.php(453): WP_Hook->do_action(Array) #6 /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-includes/lo in /home/nosotras/www/nosotras_com/wp-content/plugins/comet-cache/src/includes/traits/Ac/ObUtils.php on line 367