Enemigos de las dietas ¡Lucha contra ellos!

Ellos están presentes en donde menos te imaginas, escondidos en los alimentos esperando llenar de calorías tus comidas, pero ha llegado la hora de que descubras quienes son los los enemigos de tu alimentación y como combatirlos

Es un hecho, comer sano no es tarea sencilla, y es a diario tenemos que
enfrentarnos con tentaciones calóricas que nos sabotean afectando
nuestros peso y nuestra salud, pero para combatir este mal primero hay que identificar a los culpables, por eso en Nosotras te develamos el prontuario de los grandes enemigos de tu dieta.

Las escurridizas grasas trans están presentes sin que lo notes, se trata de cuerpos grasos que provienen de la hidrogenación de grasas vegetales, durante mucho tiempo la gente no supo que existían y es que no figuraban en las tablas calóricas, hoy se sabe que su consumo excesivo está vinculado al aumento del colesterol malo, por lo que es importante evitarlas. ¿Quiénes son los grandes portadores de grasas trans?, los snaks fritos, la comida rápida, las donuts y postres similares y la mayor parte de las galletas, si quieres defenderte de ellos consulta las calorías de los empaques en los productos que compras y evita al máximo este tipo de alimentos que aportan pocos beneficios a tu cuerpo.

Los azúcares procesados son grandes villanos en esta historia, pues aportan muchas calorías y pocos nutrientes a nuestro cuerpo y lo peor es que están presentes en casi todo, en los dulces y pasteles, las salsas, los jugos artificiales, las bebidas gaseosas entre otros, su consumo excesivo ha sido vinculado a la obesidad y la diabetes, por eso resulta importante controlarlo y sustituir en la medida de lo posible los postres, como tortas y pasteles, por frutas naturales, que contienen azúcar natural y ofrecen vitaminas y beneficios a nuestra salud.

Por último dejamos al descubierto un enemigo más: los alimentos congelados, que cada día se consumen más, pero la realidad es que están cargados de conservantes y no se pueden comparar sus beneficios con aquellos preparados en casa, además de contener en muchas ocasiones grasas trans y azúcares procesados.

Por eso en vez de optar por vegetales congelados mejor cómpralos frescos, evita las sopas y cremas ya preparadas y hazlas tu misma, lee siempre las etiquetas de los productos que compras y prefiere lo natural, date la oportunidad de tener una alimentación más sana, de seguro notarás la diferencia en tu figura y tu salud.

Autor: Debora De Sa

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *