¿En qué consiste el método de alimentación ART?

La llaman “la dieta de las horas” , aunque en realidad, debería llamarse “la dieta de la luz”, ya que se basa fundamentalmente en restringir la alimentación a las horas de luz diurna. Es decir, a que adelantemos nuestra cena el tiempo suficiente para que cuando la estamos tomando todavía brille el sol en el cielo.

No se trata de un capricho ni de la última ocurrencia mercadotécnica de una firma de productos para adelgazar . La Alimentación Restringida Temporalmente tiene su base en estudios científicos que, primero con animales y después con personas, han demostrado la eficacia del ayuno nocturno en la prevención no sólo de la obesidad, sino también de enfermedades como el cáncer y las cardiopatías.

El doctor Satchi Panda de Salk Institute for Biological Studies en California realizó un experimento fascinante con dos grupos  de ratones idénticos. Ambos tenían una dieta alta en grasas y azúcares con las mismas calorías . Un grupo comía y picaba tanto por la noche como por el día, pero el otro grupo solo tenía acceso a la comida en una franja de horario restringida  entre 8 y 10 horas. Los resultados demostraron que el grupo que tenía el tiempo restringido – ART – tenía un 70% menos de grasa corporal, y sus miembros no desarrollaron obesidad, colesterol alto, diabetes u otros enfermedades metabólicas, a pesar de tomar la misma comida poco saludable.

dieta

La explicación es simplemente que su organismo tenía más facilidad para procesar mejor la comida. Esto implica no solo no engordar, sino también mantener alejadas enfermedades fuera de control en la actualidad como el cáncer y el alzheimer y otras rebeldes que afectan a la salud cardiovascular.

Si nuestra última comida del día se adelanta al horario inglés en invierno, a eso de las seis de la tarde podemos estar cenando, tal como vemos hacer a algunos extranjeros en nuestras playas. El sentido común nos dice que siempre será mejor que no nos tumbemos recién comidos, sobre todo si tenemos algún problema digestivo.

Pero es que, además, sabemos que nuestro organismo se rige por los llamados ciclos circadianos, relacionados con el reloj biológico. Estas fases comienzan cuando nos levantamos y finalizan a las veinticuatro horas. En este periodo de tiempo experimentamos cambios físicos, mentales y de conducta que corresponden a la presencia y ausencia de luz en el entorno.

dieta_2

Cuando nos despertamos por la mañana la luz solar estimula la melanopsina presente en nuestra retina. Este pigmento comunicará con una parte de nuestro cerebro para que nos pongamos en marcha. En el otro extremo, cuando baja el sol, los intestinos y el cerebro comienzan a segregar más melatonina para estimular el sueño.

Es entonces el reloj quien dicta la dieta, que no consiste en restringir las calorías, sino en el momento en el que las tomamos. Por supuesto, estamos hablando de una alimentación mediterránea, sin abuso de grasas y de carbohidratos, pero también respetando un ayuno de doce horas. No es difícil, si tenemos en cuenta que aunque nos levantásemos a las seis de la mañana, ya podríamos volver a desayunar de forma completa y sana.

ata poouramini 3 copia

Ata Pouramini es director de Quiropractic Valencia y autor del libro “Tú eres tu medicina.Es orientador en salud, experto en nutrición y uno de los quiroprácticos más reconocidos . Estudió Nutrición en la Oxford Brooks University, es Licenciado en Ciencias Humanas, Master en Ciencias Quiroprácticas, Doctor en Quiropráctica  y miembro de la Asociación Española de Quiropráctica. 

 Imágenes: Pinterest

 

 

Autor: Ata Pouramini

atprm!6336

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *