En forma ¡En bici hacia el trabajo!

Si eres de las que te quejas porque no haces deporte, te gustaría hacer algo de ejercicio al día pero en realidad no te mueves, no tienes tiempo para ir al gimnasio o te apuntas pero luego no eres constante, te damos una solución muy práctica para resolver estos problemas… ¿Por qué no ir en bici al trabajo?

Es una forma estupenda de empezar el día, ya que te llena de energía para el resto de la jornada, te mantiene en forma y te hace sentir mejor. Lo primero que debes hacer es tomar un desayuno completo y nutritivo, pero no muy abundante, que facilite la digestión. Mientras te duchas, te vistes y preparas para salir de casa das tiempo antes de coger la bici.

Solo necesitas un casco protector, y ropa cómoda. Si en el trabajo tienes que llevar tacones, déjalos allí o llévalos en el bolso y luego te los cambias. Puede que al principio te cueste, pero en cuanto te acostumbres podrás ir hasta con minifalda. Además, por el carril bici no estás en contacto con el tráfico, lo que te dará seguridad.

Quizás en tu ciudad haya alquiler anual de bicicletas, en este caso, enhorabuena, es un servicio cómodo y barato que te permite coger y dejar la bici en las paradas establecidas sin tener que preocuparte de nada más. Si por el contrario debes ir con tu propio vehículo, entonces asegúrate de dejarla en un sitio habilitado o de lo contrario te podrían multar. Te recomendamos también que contrates un seguro, para que puedas circular más tranquila.

Imagen: cosasdeviajes.com.

Autor: Maria Urzay

Comparte esta noticia en

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *